Infomed

Carcinoma Renal Cromófobo. Hallazgos Imagenológicos.

Autor(es): 
Dr. Ricardo Ulises Ramos Hernández 
Dr. Esther Jequin Savariego 
Dra. Niurka López Valdés 
Universidad Virtual de Salud. Cátedra de la Facultad de Ciencias Médicas Manuel Fajardo
Motivo de Ingreso: 

Trastornos dispépticos de varios días de evoluciónan, y para chequeo de su litiasis renal.

Datos Generales del Paciente: 

Sexo: masculino.

45 años de edad.

Color de la piel:  negra.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Antecedentes de nefrolitiasis. 

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Nada a señalar.

Hábitos Tóxicos: 

Nada a señalar

Se trata de un paciente masculino de 45 años de edad, raza negra con antecedentes de nefrolitiasis el cual acude al cuerpo de guardia del Hospital Docente Universitario Comandante Manuel Fajardo aquejando trastornos dispépticos y para chequeo de su litiasis renal.El examen físico del abdomen fue negativo, por lo cual se le indicó por el médico de asistencia un Ultrasonido Abdominal y Renal (figura 1) donde se observó en el riñón derecho una masa isoecogénica con el parénquima renal que deforma el contorno del órgano amputando el grupo calicial medio y extendiéndose hacia el seno renal, cuyos contornos son nítidos y mide 30 x40 mm en corte longitudinal, avascular al uso del Doppler color.

Por los resultados anteriores se decide realizar Tomografía Axial Computarizada (TAC) de región Abdominal, en modalidad simple y con contraste EV (figura 2 y3 respectivamente) cuyo informe revela que a nivel de la porción media del Riñón derecho se observa una masa que mide 58 x 60 mm con densidad variable que oscila entre 47 y 70 UH que deforma el contorno renal con amputación de los grupos caliciales superior y medio en relación con una lesión ocupativa a este nivel, no apreciándose compromiso de los ganglios linfáticos regionales y peri cava. De acuerdo con estos resultados se ingresa al paciente para tratamiento quirúrgico con el diagnostico presuntivo de un carcinoma renal, los exámenes de laboratorio practicados al ingreso no arrojaron hallazgos significativos.

Laboratorio: 

Nada a señalar.

Imaginología: 

-Ultrasonido Abdominal y Renal : se observó en el riñón derecho una masa isoecogénica con el parénquima renal que deforma el contorno del órgano amputando el grupo calicial medio y extendiéndose hacia el seno renal, cuyos contornos son nítidos y mide 30 x40 mm en corte longitudinal, avascular al uso del Doppler color.

-Tomografía Axial Computarizada (TAC) de región Abdominal, en modalidad simple y con contraste EV :  a nivel de la porción media del Riñón derecho se observa una masa que mide 58 x 60 mm con densidad variable que oscila entre 47 y 70 UH que deforma el contorno renal con amputación de los grupos caliciales superior y medio en relación con una lesión ocupativa a este nivel, no apreciándose compromiso de los ganglios linfáticos regionales y peri cava.

Patología: 

Resultado de anatomía patológica

  • Se recibe la pieza quirúrgica correspondiente a riñón y abundante grasa peri renal, riñón que mide 11x8x6 cm de color pardo claro, fácil de decapsular, superficie renal pardo amarilla con cicatrices de pielonefritis crónica y presencia de una masa T que protruye en la superficie de color pardo claro con áreas pardo rojizas, consistencia blanda que mide 3x4x5 cm, al corte dicha masa se encuentra aparentemente encapsulada, cercana a la pelvis renal, segmento de uréter que mide 5 cm ligeramente dilatado, no se identifican vasos del hilio renal macroscópicamente, resto del parénquima renal de color pardo claro con pérdida de la relación cortico medular.
  • Diagnóstico anatomopatológico: Carcinoma de células renales cromófobas con áreas de necrosis que muestran invasión venosa, no se observa invasión de la capsula renal del uréter o de la grasa perirrenal. 
Otros: 

-

Imágenes: 

fig.1.jpg (300×225)   Figura 1 Ultrasonido Renal                                                                                                                                                            fig.2.jpg (300×297)   Figura 2 TAC Abdominal Simple                                                                                                                                                 fig.3.jpg (297×300) Figura 3 TAC Abdominal Contrastada

Comentarios

invitación

Invitamos a todos los colegas a iniciar el debate con sus comentarios

Dra. Gisela Martínez Hernández

Comentario de los autores

El CCR cromófobo (CCRC) generalmente se diagnostica en la sexta década de la vida. Su incidencia es igual en ambos sexos, el 86% de lo CCRC son diagnosticados en etapas I y II. La invasión a la vena cava se presenta Sólo, en menos del 5% de los CCR. Las metástasis se encuentran en 6% de los pacientes, y los lugares más frecuentes son el hígado (39%) y el pulmón (36%) (3).
 
El CCRC es un tumor con sobrevida libre de enfermedad a cinco años, superior al 83%. La media de tiempo de la nefrectomía a las metástasis, es del doble cuando se compara con otros tipos de CCR. La presencia de diferenciación sarcomatoide, se encuentra en el 1.9% de los CCRC. El tamaño del tumor, invasión vascular, histología sarcomatoide y la necrosis se asocia con peor sobrevida, siendo esta menor a un año en la mayoría de las series (3).
 
La mayoría de estos tumores son asintomáticos y son detectados de forma incidental, ocasionalmente se pueden presentar como una manifestación del síndrome de Birt-Hogg-Dubé (SBHD).El pronóstico es mucho mejor que el carcinoma renal de células claras con una mortalidad de menos del 10% y una tasa de supervivencia a los 5 años mayor del 90%, las características sarcomatoides y la extensión peri renal están asociados con peor pronóstico, no existen diferencias pronosticas entre la variante clásica y la eosinofila, el tratamiento usual lo constituye la nefrectomía parcial (4).
 
En cuanto a su aspecto macroscópico tienen un tamaño que oscila en el rango de los 2 a los 22 cm con un promedio de 8 cm, son de naturaleza sólida bien circunscritos, pero no encapsulados, homogéneos y con una coloración carmelita de su superficie, se pueden apreciar pequeñas áreas de necrosis, hemorragias y cicatrices aunque no son típicas (4).
 
El CCRC se considera un tumor de bajo potencial maligno ya que presenta una de supervivencia a los 5 y 10 años del 78% al 100% y del 80% al 90%, respectivamente; Siendo un tumor de bajo grado con tendencia a permanecer en estadios localizados.(5).
 
Las técnicas de imagen más usadas para el diagnóstico del tumor renal son la ecografía abdominal y el TC abdominal, siendo esta última la prueba de imagen “Gold Standard” ya que permite realizar tanto el diagnóstico como la estadificación tumoral (5).
 
Los métodos de diagnóstico por imagen han evolucionado de manera importante en los últimos 20 años. De todo el arsenal diagnóstico, la Tomografía Computarizada es considerada la modalidad de elección para la detección y diagnóstico, reservando a la RM y al ultrasonido como métodos complementarios. El desarrollo de equipos multi-detector ha propiciado un aumento en la tasa de detección y diagnóstico en etapas más tempranas. Hasta el 70% de los tumores son descubiertos de manera incidental, el tamaño promedio al momento del diagnóstico es de aproximadamente 5cm. A pesar de que existen algunas características que puedan sugerir el sub-tipo histológico, en general, no existen criterios por imagen establecidos para determinarlo (6).
 
Aunque la mayoría de series sugieren un comportamiento poco agresivo del CCRC, otros autores por el contrario han descrito un pronóstico más adverso al reportar en sus series de CCRC un comportamiento agresivo con presencia de enfermedad metastásica (7).
 
Por otra parte, también se ha comunicado un comportamiento agresivo del CCRC si este se asocia a presencia de diferenciación sarcomatoide (8).
 
En la actualidad se reconocen como factores pronósticos del carcinoma de células renales cromófobo al estadio TNM, el grado nuclear Fuhrman, Necrosis tumoral, Invasión microvascular y Diferenciación sarcomatoide (9).
 

Bibliografía

  1. Mitchel, R. N., Kumar, V., Abbas, A. K., & Fausto, N. (2007). Compendio de Robbins y Cotran. Patología Estructural y Funcional, 7, 573.
  2. Alvarado-Cabrero, I., Atencio-Chan, A., Rodríguez, C., & Sosa-Romero, A. (2002). Carcinoma Renal de Células Cromófobas. Un estudio clínico patológico de 36 casos. Gac Méd Méx, 138(5).
  3. MAYORGA-GÓMEZ, É., et al. Cáncer renal cromófobo sarcomatoide. Una entidad poco frecuente. Rev Mex Urol 2012;72(1):27-30
  4. Ming Zhou, George J. Netto, and Jonathan I. Epstein. High-Yield Uropathology , 278-279 .Copyright © 2012 by Saunders, an imprint of Elsevier Inc.
  5. Pardo Duarte, P. (2011). Importancia de los factores predictivos patológicos vigentes en el carcinoma de células renales cromófobo.
  6. Zarco Patiño M, Velazco Carla M. Evaluación por imagen del cáncer renal. Anales de Radiología México 2009,1:5-19. 
  7. Renshaw AA, Henske EP, Loughlin KR, Shapiro C, Weinberg DS.Aggressive variants of chromophobe renal cell carcinoma. Cancer. 1996 Oct 15; 78(8):1756-61.
  8. Review.Kuroda N, Toi M, Hiroi M, Enzan H. Review of sarcomatoid renal cell
  9. Carcinoma with focus on clinical and pathobiological aspects. Histol
  10. Histopathol. 2003 Apr;18(2):551-5. Review.
  11. Ficarra V, Brunelli M, Cheng L, Kirkali Z, Lopez-Beltran A,Martignoni G, Montironi R, Novara G, Van Poppel H. Prognostic andtherapeutic impact of the histopathologic definition of parenchymalepithelial renal tumors. Eur Urol. 2010 Nov; 58(5):655-68.

  

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.