Infomed

Responder al comentario

Versión para impresión Enviar a un amigo

Relacionado con los criterios vertidos hasta el momento,

Todas las intervenciones realizadas hasta el momento han sido muy interesantes por los fundamentos que se han señalado. Los tres doctores han aportado elementos que concuerdan en la presencia de una «Enfermedad tumoral del hígado». Sin embargo, discrepan los tres criterios al plantear cada uno diferentes impresiones diagnósticas, que coincidentemente podemos agrupar en los tres grandes grupos de lesiones tumorales que se pueden describir en este órgano, y que son:
-Tumores malignos primarios del hígado
-Tumores malignos metastásicos del hígado
-Tumores benignos del hígado
Nos gustaría tener la posibilidad de que esta discusión se pueda enriquecer con la participación de imagenólogos, patólogos, gastroenterólogos y cirujanos, si se tiene en cuenta que se han planteado elementos importantes en el resumen que pueden ayudar a acercarnos u orientarnos más al diagnóstico.
Desde el punto de vista imagenológico, el «patrón de vascularización» de una lesión tumoral hepática nos puede ser de mucha utilidad, y de hecho, en la actualidad es una de las principales herramientas que se emplean en la evaluación de una lesión hepática. Desde el punto de vista tomográfico o angiográfico se puede describir rasgos muy característicos para cada tipo o grupo de lesión hepática. Las lesiones malignas y las benignas, como el angioma hepático, tienen patrones que las diferencian entre sí, muchas de ellas con una alta sensibilidad y especificidad diagnóstica, de tal manera, que en algunos casos se puede prescindir del estudio histológico.
Desde el punto de vista patológico nos gustaría profundizar en la terminología de las lesiones que se han señalado hasta el momento, ya que pueden confundirse con frecuencia algunas terminologías, como ha sucedido en la discusión de este caso.
Desde el punto de vista laparoscópico, un proceder que habitualmente es realizado por gastroenterólogos y cirujanos, las características de la lesión pueden orientar o descartar algunos de los planteamientos realizados hasta el momento.
En último lugar, para contribuir a enriquecer más esta discusión, podemos añadir que en este caso, aparte de los elementos clínicos y los estudios de laboratorio citados en este resumen y que han sido muy bien analizados por los participantes, el paciente también presentó los siguientes resultados de laboratorio:
Alfa-fetoproteína: valores dentro de rangos normales.
Anti-VHC, AgsHB y HIV: negativos
Serología VDRL: no reactiva.

Dr. Julio César Hernández Perera

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.