Infomed

Conozco un caso de parasitosis crónica por Enterobius vermicularis (oxiuros)a pesar de ser tratada con Piperacina, Mebendazol, Albendazol y Parasitol en repetidas ocasiones.?Qué me recomienda?

Ante todo es importante considerar que para el tratamiento de cualquier parasitismo intestinal hay que tratar al parásito pero también a las condiciones medio ambientales que favorecieron su desarrollo. De esto se deriva que el tratamiento no debe ser nunca individualizado, durante su abordaje se requiere ampliar el espectro a la familia de la persona afectada o sus contactos más estrechos y de ser necesario desarrollar acciones que involucren a toda su comunidad.
En el caso particular del Enterobius Vermicularis, este tiene una distribución mundial, pero las tasas de infección más altas se reportan precisamente en instituciones infantiles cerradas (Círculos, escuelas, internados); lo que demuestra su carácter colectivo y familiar.
Como los huevos son infectantes en el momento de la puesta y esta se realiza en el recto o en las márgenes del ano del hospedero, la oxiuriasis se caracteriza por perpetuarse mediante un mecanismo de autoinfección mediante el cual, el paciente se autoinocula con sus manos contaminadas al rascarse y llevárselas a la boca. El contagio puede favorecerse también por la contaminación de las prendas de vestir, ropa de cama, alimentos, juguetes u otros objetos. Se han descrito contagios por inhalación de polvo que contiene huevos.
Al considerar estas características epidemiológicas del ciclo de vida del parásito, las acciones deben ir dirigidas a:
1. Educar a la familia y a la persona infestada en relación con la enfermedad y su forma de transmisión, para garantizar una participación consciente en la prevención de las reinfestaciones y el tratamiento.
2. Recortar bien las uñas de la persona enferma y lavar sus manos utilizando un cepillo que permita la adecuada limpieza de la uñas.
3. El tratamiento medicamentoso puede incluir antihelmínticos orales y la aplicación de pinceladas de Violeta de genciana en las márgenes del ano diariamente, mientras dure el tratamiento.
3. Se debe cambiar y desinfectar diariamente la ropa interior y de cama. En este sentido se debe evitar sacudir o agitar al aire estas ropas para no favorecer la suspención de los huevos en el aire de la vivienda y con ello favorecer su inhalación.

En el caso que la persona infestada esté acudiendo a una institución infantil o educacional, debe considerarse la posibilidad de una reinfestación en ese entorno y actuar en consecuencia.

Con estas medidas, aplicadas simultáneamente, su caso debe resolver este cuadro.
 

 

Dr. Félix J. Sansó Soberats

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.