Infomed

Cuna de la Esperanza – Sitio Histórico Finca Manacas - Casa Natal de los Comandantes Fidel y Raúl Castro Ruz

 
 

Por Lourdes Serra Otero – Periodistas Jubilados en La Habana UPEC  (texto y fotos)

Entrevista realizada al  Lic: Antonio López, Historiador del Sitio Histórico Finca Manacas asentado en el pueblo de Birán del Municipio Cueto en la Provincia de Holguín.

El 13 de agosto de 1926, en el cuarto de parto de la casa y sobre la cama a la que le falta un barrote para dejar salir al niño, vino a la luz Fidel Castro Ruz, hijo de Don Ángel Castro Argiz y Lina Ruz González y con él nació la esperanza de los cubanos para alcanzar la definitiva independencia. 

Es en esa casa de tablas amarillas y techo de zinc rojo, construida a la usanza española,  al pie del Camino Real Nipe - Santiago de Cuba, en la Finca Manacas, antiguo municipio de Mayarí, región Marcané, provincia Oriente nacieron Fidel, Raúl y los otros hijos de Don Ángel Castro Argiz y Lina Ruz González.

Gracias a la labor de historiadora realizada por la heroína Celia Sánchez Manduley  es que podemos disfrutar hoy de ese Sitio Histórico Finca Manacas. Ella, iluminada por la estrella del maestro, José Martí; y las enseñanzas de su padre, Dr. Manuel Sánchez Silveira, médico e historiador y arqueólogo  por convicción, supo comprender la importancia que tendría para los cubanos y para el mundo la conservación de ese entorno y sus inmuebles.

Casa natalLa casa familiar original fue destruida  por un incendio en 1956, no así muchas de las instalaciones de la finca que se conservaron después del triunfo revolucionario y pasaron a formar parte de una granja estatal posterior a la muerte de Lina Ruz el 6 de agosto de 1963; aunque se encontraban dañadas por los embates de huracanes. Fue Celia quién se dio cuenta de que la finca hubiera quedado bajo las agua de una presa en construcción en la zona en aquella época; y logró convencer al Comandante Fidel para que bajaran el nivel de la presa y de la importancia de reconstruir la casa carbonizada para rescatar el patrimonio de la finca para las futuras generaciones. Aún se atesoran como parte del patrimonio de la finca:

- Casa Familiar, como hemos dicho reconstruida bajo la mirada de Celia

- Bar “La Paloma” con su billar que sirviera de recreación a los pobladores del batey

- Casa La Paloma en los altos del bar, la segunda casa de vivienda construida por el padre para Fidel y que le sirvió de morada a la familia Castro Ruz después del incendio de la casa familiar y en ella se atesoran actualmente parte de los objetos personales de la familia

- Antigua panadería y los almacenes, detrás del bar está la hoy oficinas y exposición de fotografías del museo

- Escuelita con sus pupitres y timbres originales y la casa de la maestra

- Correo con su telégrafo de clave morse y la casa de su empleado

- Carnicería - casilla para el expendio de carne

- Casa de la abuela, en la que se atesoran entre otros objetos personales del comandante posterior al triunfo de la revolución

- Hotelito lugar planteado por Ángel para el descanso de los viajeros

- Taller de mecánica donde le gustaba mecaniquear el mayor de los hermanos Ramón Castro, a quien cariñosamente el pueblo llama Mongo Castro

- Valla de gallos

- Bohíos de los haitianos

- Árboles forman parte del acogedor entorno, entre los que se destacan los cedros

- Pradera en la que pastan caballos, carneros y algunas reses es parte del otrora Camino Real Nipe Santiago cerrada a ambos lados por portones típicos de las fincas de la época

- Gran naranjal sembrado por iniciativa de Ángel quién consideraba la naranja como un buen alimento para sus hijos

- Panteón familiar que estaba situado en el cementerio de Marcané fue trasladado para la finca para cumplir el deseo de Ángel de reposar en la tierra que lo abrigó en la isla

Para conocer más sobre el Sitio histórico acudo al encuentro con su historiador, Licenciado Antonio López quien ha tenido la amabilidad de detallar sobre la historia de la finca y sus moradores.

¿Cómo era el lugar cuando Don Ángel Castro toma posesión de la Finca y cómo fue su  desarrollo?

 La principal vía existente en la zona entonces era el Camino Real Nipe - Santiago de Cuba, camino real que unía la parte norte de la provincia oriental con la parte sur, vía interesante que al decir de Don Ángel Castro Argiz y corroborado por visitantes extranjeros rememora el camino de Santiago de Compostela de la lejana España. Como este camino era muy transitado, enseguida se percata de su potencialidad para poder construir una infraestructura de establecimientos comerciales y de uso social que brinde sus servicios lo mismo a transeúntes que a obreros de la finca.

En síntesis, las peculiaridades del lugar, verde como es Galicia, las montanas cercanas, las aguas del río "Manacas" símbolo permanente de la vida, la fertilidad de sus tierras, unidas a la tenacidad y la labor creadora de Ángel, fueron las premisas para el desarrollo posterior de la finca.

La arquitectura del batey, inexistente en otros de igual función es propia de poblaciones y no de propiedades particulares y continuó desarrollándose al mismo tiempo que la familia fue incrementando sus recursos económicos. Un ejemplo de ello es la escuela y la casa de la maestra, a la que asistían los hijos del dueño y los de los trabajadores, así como la botica y la casa del boticario, que prestaba los primeros auxilios en cuanto a la salud junto a Lina Ruz la madre. Asimismo merecen destacarse la panadería, correo, telégrafo, casilla para el expendio de carne, hotel, valla de gallos, comercio, taller de implementos agrícolas, matadero, lechería, casa familiar y casa para los distintos integrantes de la familia y otros empleados, farmacia, bar "Paloma" y billar, cine y otras instalaciones. Todas ellas fueron construidas y  mantenidas por la familia propietaria de la hacienda.

¿Pudiera ofrecer detalles de la casa natal de Fidel?

La casa natal; una hermosa obra de Ángel Castro, y lugar donde nacieron los siete hijos de su unión con Lina Ruz. Representa una especie de regalo arquitectónico, tal vez inspirado en sus inicios con algunas características del estilo sureño norteamericano y alguna influencia de la usanza española, pues en sus inicios la parte inferior que está sobre pilotes se utilizó para recoger los animales en la noche. Cuenta con una amplia distribución de locales, galería perimetral, piso de madera entarimado sobre pilotes que podían ser de tal altura que permitían la utilización del área interior para múltiples usos. La unión de los tablones era de forma machihembrada, por lo general las paredes de doble forro, la culata por su terminación era de tirantes forrados de madera, con cuatro faldones o aguas recubiertos con forro de zinc. Además, una habitación alta a modo de atalaya o mirador, con las mismas características de lacas y piso de madera. Las puertas principales presentan cristales en un sistema de mamparas y otras telas metálicas.

Esta casa, por su significación histórica, es la más importante del proyecto por constituir como hemos dicho la casa natal y haber sido  la primera instalación construida en 1917.

Las construcciones en el Batey muestran marquesinas, piso de madera y la casa familiar tiene una habitación alta a modo de atalaya o mirador que era la habitación de los padres y que Angel utilizaba para poder ver el desenvolvimiento en la finca. Las puertas principales presentan cristales en un sistema de mamparas y otras, con telas metálicas, que dan a una galería perimetral techada que comunica la casa por fuera, lo que a su vez contribuye con la sombra a aplacar el calor del trópico.

¿Qué otras instalaciones atesora este sitio histórico?

Como hemos dicho eran 27 instalaciones, no se han podido conservar todas. Estas instalaciones fueron construidas y eran mantenidas por la familia propietaria de la hacienda, incluyendo la  atención de los servicios que se ofrecían a la población como: la maestra se le daba algún estipendio en momentos determinados ya que la escuela funcionaba como pública; la botica, que se encontraba dentro de la casa familiar, con su boticario;  y el correo con su empleado,  por lo que puede señalarse un interés más allá de lo netamente comercial.

La escuela pública número 15 : la instalación tiene 33 capacidades originales, donde estudiaron los hijos de Ángel y de los trabajadores. Hay un pupitre senalado con el timbre se sentó como oyente en sus primeros anos Fidel Castro y detrás de él Ramón. La maestra al constatar la inteligencia y posibilidades del niño convence a los padres de enviarlo a estudiar a Santiago de Cuba.  Al lado se encuentra la casa de la maestra.

Casa la Paloma : segunda casa de vivienda que ocupó la familia. Fue construida en 1947 y posee dos niveles, el primero con fachada de mampostería y madera, construido para el tercer hijo de la familia con vistas a que lo habitara cuando se graduara de Doctor en Leyes. Esta fue finalmente la última morada de los padres de los Castro Ruz. En su primer nivel cuanta con un bar bautizado con el nombre “La Paloma” y una mesa de billar para los momentos de disfrute y tiempo libre. En él se aprecian estructuras similares a las de un barco y la mesa de billar original. En la planta alta, se hallan las habitaciones, sala, balcón, cocina, comedor, que atesoran piezas y objetos originales pertenecientes a la familia entre las que se encuentran camisetas deportivas utilizadas por el Comandante Fidel en su etapa juvenil.

En la parte de atrás de la casa se encuentran la antigua panadería y almacenes.

Valla de gallos : fundada en 1921. Su explotación correspondía a personas que arrendaban el local para esa actividad, los domingos de diciembre a abril. Además era un esparcimiento y práctica de boxeo, sobre todo de los hijos de Ángel Castro cuando venían de vacaciones, prácticas que realizaban con los hijos de los trabajadores y amigos.

Carnicería : lugar donde se vendían las carnes a consumidores que habitaban en las cercanías y a los trabajadores de la finca. Está junto al camino real de Cuba y a partir de ese comercio comienza el asentamiento de las más importantes instalaciones. A la orilla del rio se encontraba el matadero, pero esa construcción quedó bajo las aguas de la presa .

El correo telégrafo : atesora objetos conservados del antiguo correo telégrafo, en la misma se encuentra la casa del telegrafista con su ventanilla.

Hotelito : Mas bien una hospedería. Casa construida también sobre pilotes con piso de madera y una galeria perimetral destinada a que algún transeúnte pudiera descansar en sus instalaciones, en ella también vivia en algún momento un familiar o persona allegada. Hoy la planta baja es la instalación cultural del Sitio en la que se exhiben muestras de artistas plásticos u otras de interes de la institución, en los altos está la administración del sitio.

Los bohíos de inmigrantes haitianos : únicas instalaciones diferentes a las demás en sus materiales constructivos, donde prevalece el guano y la yagua de nuestro árbol nacional la Palma Real. Estas personas, que constituyeron una fuerza de trabajo asalariada, trajeron al Batey su cultura y tradiciones.

Taller de implementos agrícolas : prestaba servicio a toda maquinaria agrícola e implementos. Aquí, Ramón Castro, el mayor de los varones comienza sus primeras actividades en la mecánica y la agricultura. Actualmente esta al servicio del mantenimiento del sitio, no forma parte de la visita dirigida.

Casa de la abuela : doña Dominga, como la llamaron los biranenses, siempre estuvo junto a su esposo Pancho Ruz. Esta fue la última casa construida en 1958 y en ella murió el 11 de junio de 1963.

Sembrado de Naranjas : Al pie de la casa Don Ángel mandó a sembras 1500 matas de naranjas chinas con el objetivo de poder alimentar a sus hijos con el jugo de tan preciada fruta y proporcionarle salud de la cual aun hoy se conservan gran cantidad de ellas que son cuidadas con esmero por los trabajadores del sitio.

Conocemos que los padres de Fidel fueron sepultados en el cementerio de Marcané, y sin embargo vemos hay un panteón familiar en la finca…

 

Exactamente, el panteón se encontraba en el Cementerio de Marcané pero según la petición de Don Ángel de descansar eternamente en las tierras de su finca Manacas, donde vivió más de la mitad de su vida, en la que fomentó una fortuna y creó una familia, por lo que fue trasladado para la finca y reposan allí junto a los de sus familiares y esposa. Además de poseer mucha similitud a su Láncara natal, Galicia allá en la lejana España, a la que no regresó jamás.

Y  el deseo de Lina " Mientras vivas… en mi tumba no faltará una flor. Lina Ruz Febrero 1962"  se cumple tanto por José como por los trabajadores del sitio  y visitantes que han mantenido desde entonces su panteon lleno de flores. 

 

¿Pudieron conservarse todos los sitios?

 Lamentablemente no, el tiempo implacable, los huracanes y la construcción de la presa ocasionó que algunas de las intalaciones no se puedan apreciar en el sitio por sus visitantes. Entre ellas tenemos:

Caballeriza : destinado al cuidado de los caballos de raza y mejorar la cría partir de cruzamientos hechos en la hacienda.

Lechería : se utilizaba para ordeñar vacas de la hacienda y realizar una distribución de la leche para los distintos fines.

La fonda vieja : daba servicio a personas que permanecían en el hotelito, algunos que otros gallegos y personal calificado, tales como; carpintero, albañil, mecánico, que Ángel necesitaba y no existían con esa calificación. Existía una fonda nueva para dar servicio a trabajadores que laboraban en la tala de madera, en los pinares de Mayarí.

Cine : se proyectaban películas los fines de semana para los habitantes del batey y vecinos de otras fincas.

Casa del boticario : los primeros auxilios, los prestaba el boticario Marcelino Segura González, quien permanecía junto a Cachita su esposa y su familia en una casa habitada al efecto.

Casa del mayoral : en esta casa vivieron muchas personas: el mecánico Antonio Gómez, Alberta Falcón con sus hijos Carlos Falcón y Flores Falcón, estos asistieron a la escuela rural mixta # 15 de Birán junto con los hijos de Ángel y Lina.  En estas instalaciones prevalecía el principio de medio básico.

Matadero de reses : fue ubicado fuera del batey, teniendo en cuenta la dirección del viento para que la fetidez no molestara a los habitantes del poblado: a orillas del arroyo Manaca.

Es muy interesante, apreciar lo que hace la revolución en las comunidades  hoy día y lo que hizo Don Angel en aquellos tiempos en su finca Manacas también conocida como Batey Birán Castro. Este hecho, ¿le sugiere algún comentario?

Este  batey es fragua de sueños hechos realidad en los primeros años de vida de los tres hijos varones del matrimonio, sus tradiciones y costumbres, lo que todavía se palpan en el sitio de la antigua casona. Revela también los desvelos, grandes proyectos, y la vida de esta singular pareja Don Ángel Castro y Lina Ruz, quienes a  pesar de su poca instrucción, tuvieron una inteligencia natural capaz de dar una educación a sus hijos que los convertirían mas tarde en faro de la lucha revolucionaria.

Las travesuras de los pequeños, las festividades del fin de año y el advenimiento del nuevo, la voz de Lina su esposa, expresiva, laboriosa, de un temperamento fuerte y organizativo, jocosa y bondadosa, de profundos sentimientos humanistas, recio carácter para imponer la disciplina a la falta de Angel, atenta a todo lo que acontecía a su alrededor, dando soluciones a los problemas y necesidades de los pobladores, en fin, forjando la vida y ayudando en cada momento a los más desposeídos, incluso en otros lugares, que pedían ayuda en sus angustias. Todo esto, a la vista de sus hijos, fueron elementos importantes en la educación indirecta de la familia y su formación temprana.

Finalmente, como se ha explicado, en este batey en su tiempo había la posibilidad de adquirir diversos servicios que quizás no estaban a mano en los poblados más cercanos, incluyendo el transporte por ferrocarril, el cual estaba asegurado, pues tenían una linea que llegaba hasta la finca. También se efectuaban fiestas tradicionales, con la participación de haitianos y algunos peninsulares; a los que se les brindaban comidas y bebidas sobre todo en los fines de año, donde Ángel estaba al tanto de la cena de los pobladores en general.

Aquí también sembró árboles perdurables el creador de este gran proyecto, que aún florecen: sus hijos, los que viven eternamente agradecidos  y los más humildes de Birán, que lo consideran como un padre.

El desarrollo y la vida en comunidad del Batey de Castro irradió ideas y propósito que solo podían lograrse con cambios profundos. En estos cambios tuvieron fuerte incidencia tres hijos de Angel Castro y Lina Ruz, que en las nuevas condiciones históricas posibilitaron lograr aspiraciones y anhelos del pueblo cubano.

----

La esperanza vino en el Granma y subió las laderas de la Sierra Maestra para buscar un hogar en La Plata, desde donde difuminar el fuego que correría por todo el archipiélago y expulsar con toda su fuerza al Tirano y los secuaces de su guarida.

¡Felicidades Comandante en tu cumpleaños!

                                                                                         Lourdes Serra Otero

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.