Infomed

Dr. Bernardo José del Riesgo Cepeda (1786-1839)

Lic. José Antonio López Espinosa
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas

Nació en Sancti Spíritus el 23 de marzo de 1786. Se graduó de Bachiller en Artes el 20 de junio de 1812 ante los jueces Remigio Cernada, Félix Varela y Pedro Andreu. De inmediato comenzó los estudios médicos, en los que tuvo como catedráticos a los doctores Antonio Viera en Prima; Nicolás V. del Valle y Pablo Marín en Vísperas; Pedro Andreu en Anatomía y Simón V. de Hevia en Methodus Medendi. A partir de 1815, todavía estudiante de Medicina, se desempeñó como sustituto de la cátedra de Texto aristotélico. El 1ro. de febrero de 1816 se graduó de Bachiller en Medicina ante un Tribunal integrado por el Pro Decano José de J. Méndez y los doctores José A. Bernal, Marcos Sánchez Rubio, Pedro Andreu, Antonio Viera, Simón V. de Hevia y Pablo Marín. El 1ro. de mayo de 1817 obtuvo la categoría de cirujano latino, tras aprobar el examen que le hizo Sánchez Rubio. 
Cumplió los dos años de práctica reglamentarios con los doctores José A. Bernal y Simón V. de Hevia y fue admitido por el Protomedicato al ejercicio de la Medicina el 25 de septiembre de 1818. Ese mismo año se presentó con tres oponentes  más como aspirante a la cátedra de Prima. Uno de los oponentes era el doctor Antonio Viera, quien había desempeñado la cátedra en el sexenio anterior. Los otros eran el licenciado José Joaquín Navarro y el bachiller Francisco Sandoval. Riesgo desarrolló la lección titulada «Omnes corporis functiones affinitatitubus excrecentur». Aunque fue aprobado en sus ejercicios, la cátedra fue concedida al doctor Viera. 
En 1819 quedó vacante la cátedra de Terapéutica. Para ocuparla se presentaron como opositores el doctor Francisco Sandoval y los bachilleres Ildefonso Sánchez y Riesgo. Éste recusó a Antonio Viera como familiar de Sandoval, quien a su vez recusó al doctor Hevia por amistad íntima con Riesgo. Por fin se constituyó el Tribunal, que integraron el doctor Tomás Romay, como juez representante del Vice Real Patrono, y los también doctores Sánchez Rubio y Pérez Delgado. Como sinodales actuaron los doctores José Pérez Bohorques, Nicolás V. del Valle y Simón V. de Hevia, quien manifestó, en réplica a Sandoval, "que tenía la suficiente entereza para hacer todo lo que pudiera por amistad, menos injusticias". Riesgo sostuvo como tesis «Medicamento agunt agendo vel minuedo sensibiliteten et contra etilitatem». Según Cowley, Riesgo resolvió su tesis en armonía con las doctrinas más modernas de aquellos tiempos, en los que se aceptaba que los medicamentos podían bien aumentar o disminuir la sensibilidad y la contractilidad, cualidades que se consideraban fundamentos del organismo humano. La cátedra fue en definitiva adjudicada a Sandoval.
En 1820 se presentaron como aspirantes a la cátedra de Anatomía, además de Riesgo, el Maestro en Artes y Bachiller en Medicina Ignacio V. de Ayala y el también bachiller Ángel J. Cowley. En estas oposiciones Riesgo, luego de recusar a varios jueces, protestó por haberse admitido a Cowley, a quien le faltaban unos días para cumplir los dos años de graduado. El Rector accedió a su reclamación. La tesis que sustentó en esa ocasión fue «Nervorum musculorunque actiones a fluido galvánico, maxime adiuvantur quod fluidum non solum metallicus sed etiam animali arcu devolvitur, inde, ed Galvani et Voltai opiniones placido sunt foedere conniugenda».
Esta tesis, aunque no era de Anatomía, demostraba la experiencia que se le otorgaba a la experimentación y, además, que se conocían los puntos convertibles de ambos investigadores acerca de la naturaleza del fenómeno que daba lugar a la aplicación de la electricidad en el animal. Los jueces fueron los doctores del Valle, como Asistente Real, Romay, Bernal, Andreu, Hevia y Machado, quienes votaron de manera unánime por Riesgo. Éste tomo posesión de la cátedra el 29 de mayo de 1820 y recibió los grados de Licenciado y Doctor en Medicina el 3 de junio de ese año y el 21 de enero de 1821, respectivamente. Cumplido su sexenio, se presentó de nuevo en opción a la misma cátedra. Sus oponentes esa vez fueron los bachilleres Gabriel Morales y Nicolás J. Gutiérrez. Litigante contumaz, Riesgo recusó a los jueces aun antes de haberse nombrado. En el curso del largo período consumido por este pleito, Gutiérrez se graduó de Doctor y se dio por separado. Otro tanto hizo Morales, por lo que se quedó él como único aspirante. En esta oposición dedujo «Osseum fragibilitas a gelatinosa substantiae copia deperident, eorum duritis a phosphatis calcis predominium». El tema tenía más contenido histológico que anatómico y era admitido como cierto en aquella época.
Riesgo ocupó la cátedra esa vez el 22 de junio de 1827. Poco tiempo después, el Protomedicato lo designó inspector de las boticas en toda la isla. Ya cansado y rodeado de las enemistades que se creó en las oposiciones, renunció a su cátedra el 3 de junio de 1829 y se estableció en Sancti Spíritus, donde se dedicó a la labor asistencial. 
Era un hombre de pequeña estatura, barbilampiño, con cicatrices de viruelas en la cara y una grande en el bigote. Falleció en su ciudad natal el 9 de diciembre de 1839.

BIBLIOGRAFÍA

Archivo Central de la Universidad de La Habana. Expediente 11,376/816.
Archivo Central de la Universidad de La Habana. Libro Primero de Doctores, folio 162.
Bernardo José Riesgo. La Clase Médica 1909;3(4):2-5.
Cowley RA. Breves noticias sobre la enseñanza de la Medicina en la Real y Pontificia Universidad del Máximo Doctor S. Jerónimo. Habana: Imprenta y Librería de A. Pego; 1876. p. 142-143, 196-198, 228-229, 328.
Rosaín D. Necrópolis de La Habana: Historia de los cementerios de esta ciudad. Habana: Imprenta "El Trabajo"; 1875. p.446.