Infomed

Trombosis venosa cerebral en un paciente con Colitis Ulcerativa Idiopática

Autor(es): 

Dra. Carmen Bosch Costafreda, Dra Vicia Mercedes Sánchez Avalos

Dra. Cecilia Badel Pomar, Dr: Juan Carlos González Blanco

Hospital General “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso”, Santiago de Cuba.

 

Motivo de Ingreso: 

"Diarreas sanguinolentas"

Datos Generales del Paciente: 

Edad:  61 años.

Sexo: masculino.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Colitis ulcerativa idiopática de 30 años de evolución.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

No refiere.

Hábitos Tóxicos: 

No refiere.

Se trata de un hombre de 61 años con colitis ulcerativa idiopática diagnosticada hace 30 años por varias biopsias de colon . Al ingreso presentó diarreas sanguinolentas, distensión abdominal, toma del estado general. confusión mental, disartria, disfasia motora, paresia lingual derecha y hemiparesia derecha con predominio crural. En ese momento no tenía síntomas ni signos gastrointestinales. El examen cardiorrespiratorio era normal. Se realizó una colonóscopia, en la que se observaron lesiones ulceradas, congestión y edema de la mucosa del colón a nivel de la porción rectosigmoidea. En el curso de su evolución ha sido tratado con azulfidina, azatioprina y esteroides, y la enfermedad ha tenido un comportamiento cíclico, con exacerbaciones y remisiones.

Se valoró con gastroenterología el riesgo de sangrado con tratamiento anticoagulante. En ese momento no existían signos de actividad de la CUI y se decidió utilizar heparina de bajo peso molecular durante los primeros días y continuar con warfarina, para mantener el INR entre 2 y 3. El estado del paciente mejoró gradualmente, regresaron las manifestaciones neurológicas, a los 3 meses se encontraba asintomático y no había tenido síntomas relacionados con la CUI. Se han realizado varios estudios endoscópicos y biopsia de mucosa del colon, no modificándose el criterio diagnóstico inicial.

 

Laboratorio: 

Hematocrito: 0.55 vol.%,

Glucosa: 5.3 Mmol/l

Creatinina: 71 Mmol/l

Colesterol: 3.7 Mmol/l

Transaminasa glutámico pirúbica: 36.7 u/l

Fosfatasa alcalina:256 u/l

Sodio:135 Mmol/l

Potasio:4.1mmmol/l

Anticoagulante lúpico: negativo

Coagulograma: Normal

Imaginología: 

En la Tomografía Computarizada y Resonancia Magnética se aprecian signos de trombosis venosa cerebral, comprobándose una trombosis parcial del seno sagital superior en la venografía por resonancia magnética.

En la IRM de cráneo se visualizó un área no homogénea, hiperintensa en la región paraventricular alta del hemisferio cerebral izquierdo. Se realizó una venografía por Resonancia Magnética en la que se encontró un defecto en el tercio medio del seno sagital superior, indicativo de una trombosis incompleta.

Patología: 

El estudio histológico reporta infiltrado linfoplasmócitario de lámina propia, congestión, dilatación de las glándulas y disminución de las células caliciformes, hallazgos típicos de Colitis Ulcerativa Idiopática

 
Otros: 

Electrocardiograma: ritmo sinusal.

Imágenes: 

         

Comentarios

Comentario de los autores

La Colitis Ulcerativa Idiopática (CUI) es una enfermedad inflamatoria crónica intestinal que afecta el recto y en grado variable el resto del colon y que puede tener complicaciones tromboembólicas, aunque raras, han sido bien documentadas, dentro de ellas una de las más graves es la trombosis de senos venosos cerebrales.. Existen muy pocos reportes de trombosis venosa cerebral en pacientes con esta enfermedad, la trombosis venosa cerebral puede no relacionarse con la actividad inflamatoria intestinal, en ese caso el tratamiento anticoagulante puede ser de utilidad.La trombosis venosa cerebral es una complicación infrecuente, pero potencialmente fatal en la CUI; ocurre comúnmente en períodos de actividad de la enfermedad de base y conlleva un pronóstico malo, más del 80 % de los casos mueren o quedan con secuelas permanentes.

El mecanismo de la trombogénesis en la CUI es desconocido. Durante la fase activa de la CUI se han descrito alteraciones de factores de coagulación, con elevación de los factores V y VIII, disminución del factor III, aumento del fibrinógeno y trombocitosis. La literatura refleja como un importante factor predictivo de diagnóstico de enfermedad tromboembólica, un aumento del test D-dimer mayor de 250-500 ng/ml (valor de referencia entre 0-300 ng/ml). Otros indicadores biológicos son: la proteína S-100B, metaloproteasas MMP-2, 3 y 9, mecanismo de apoptosis como caspasa 3 y FAS soluble de valor en pacientes con hemorragia intracerebral. Ninguno de estos marcadores se determinó en nuestro caso por no estar disponible .

Este caso demuestra que la trombosis venosa cerebral puede no relacionarse con la actividad inflamatoria intestinal, la CUI aunque se manifiesta generalmente por síntomas y signos gastrointestinales, es una condición autoinmune sistémica y es posible que en algunos pacientes ocurran manifestaciones extraintestinales en fases aparentemente inactivas de la enfermedad.

El tratamiento de estos casos es controversial, el hecho de tener una condición con tendencia a sangrar, puede limitar el empleo de anticoagulantes, el paciente atendido por nosotros afortunadamente no presentaba una colitis activa y pudo recibir anticoagulantes, evolucionando de forma muy favorable.

 

 

 

Comentario de los autores

La Colitis Ulcerativa Idiopática (CUI) es una enfermedad inflamatoria crónica intestinal que afecta el recto y en grado variable el resto del colon y que puede tener complicaciones tromboembólicas, aunque raras, han sido bien documentadas, dentro de ellas una de las más graves es la trombosis de senos venosos cerebrales.. Existen muy pocos reportes de trombosis venosa cerebral en pacientes con esta enfermedad, la trombosis venosa cerebral puede no relacionarse con la actividad inflamatoria intestinal, en ese caso el tratamiento anticoagulante puede ser de utilidad.La trombosis venosa cerebral es una complicación infrecuente, pero potencialmente fatal en la CUI; ocurre comúnmente en períodos de actividad de la enfermedad de base y conlleva un pronóstico malo, más del 80 % de los casos mueren o quedan con secuelas permanentes.

El mecanismo de la trombogénesis en la CUI es desconocido. Durante la fase activa de la CUI se han descrito alteraciones de factores de coagulación, con elevación de los factores V y VIII, disminución del factor III, aumento del fibrinógeno y trombocitosis. La literatura refleja como un importante factor predictivo de diagnóstico de enfermedad tromboembólica, un aumento del test D-dimer mayor de 250-500 ng/ml (valor de referencia entre 0-300 ng/ml). Otros indicadores biológicos son: la proteína S-100B, metaloproteasas MMP-2, 3 y 9, mecanismo de apoptosis como caspasa 3 y FAS soluble de valor en pacientes con hemorragia intracerebral. Ninguno de estos marcadores se determinó en nuestro caso por no estar disponible .

Este caso demuestra que la trombosis venosa cerebral puede no relacionarse con la actividad inflamatoria intestinal, la CUI aunque se manifiesta generalmente por síntomas y signos gastrointestinales, es una condición autoinmune sistémica y es posible que en algunos pacientes ocurran manifestaciones extraintestinales en fases aparentemente inactivas de la enfermedad.

El tratamiento de estos casos es controversial, el hecho de tener una condición con tendencia a sangrar, puede limitar el empleo de anticoagulantes, el paciente atendido por nosotros afortunadamente no presentaba una colitis activa y pudo recibir anticoagulantes, evolucionando de forma muy favorable.

 

 

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.