Infomed

Estudio de Casos

Versión para impresión Enviar a un amigo

Presentación clínica atípica del Carcinoma Epidermoide Cutáneo

Autor(es): 

MSc. Dra Dunia  García Massó
Especialista de Primer Grado en Dermatología. Máster en Enfermedades Infecciosas. Profesora Asistente de Dermatología de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

MSc. Dra Elisa Chacón Oduardo. Especialista de Primer Grado en Dermatología. Máster en Enfermedades Infecciosas. Profesora Asistente de Dermatología.
Dra. Liliana Almenares Soria. Residente de Segundo Año de Dermatología.

 

Motivo de Ingreso: 

Sufre caída recibiendo un trauma en la región sacra, donde apareció una lesión pequeña e indolora que meses después aumentó de tamaño.

Datos Generales del Paciente: 

Paciente masculino de 75 años de edad, de piel negra.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Hasta hace dos años en que sufre caída recibiendo un trauma en la región sacra, donde apareció una lesión pequeña e indolora la que meses después aumentó de tamaño.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

No refiere.

Hábitos Tóxicos: 

-

Descripción del Caso:  

Paciente masculino, de piel negra, de 75 años de edad, con antecedentes de salud hasta hace dos años en que sufrió una caída mientras trabajaba en el campo recibiendo una contusión en la región sacra, donde apareció posteriormente una lesión pequeña, indolora e insignificante para él, que recordaba una picadura de insecto.

Con el transcurso de varios meses la lesión fue aumentando de tamaño por lo cual el paciente acudió a varios centros asistenciales, se le diagnosticó exulceración traumática. Recibió diversos tratamientos sin mejoría. Finalmente, acudió al Hospital y se decidió su ingreso para estudio y tratamiento.

El interrogatorio aportó los siguientes síntomas: astenia, anorexia, pérdida de peso lenta y progresiva, acompañada de discreto dolor a nivel de la lesión cutánea.En el examen físico se evidenció una lesión tumoral en la región sacra de aproximadamente de 10 cm de diámetro, con destrucción excesiva de tejido en esa zona y bordes irregulares, mamelonantes, con superficie ulcerada, atónica y fácilmente sangrante. Se encontraron adenomegalias inguinales de pequeño tamaño, pétreas y numerosas.

Se indicaron exámenes complementarios: hemoglobina en 102 g/L (anemia ligera), velocidad de sedimentación eritrocitaria (VSE) en 114 mm/L (muy acelerada), glucemia en 4,2 mmol/L (normal), creatinina: 98mmol/L (normal), radiografía de tórax sin alteraciones pleuropulmonares, ecografía abdominal con presencia de adenopatías profundas peri aórticas y biopsia de piel que informó carcinoma epidermoide bien diferenciado.

Se presentó el caso en el Grupo Multidisciplinario para la Evaluación de Pacientes con Cáncer, del hospital. Allí se consideró al paciente no tributario de tratamiento quirúrgico, radioterápico ni oncoespecífico, teniendo en cuenta la extensión de la lesión, la edad del paciente y las características histológicas del tumor. Se egresó al paciente con tratamiento paliativo sintomático. Tres meses después falleció a consecuencia de fallo multiorganico y caquexia.

Laboratorio: 

-

Imaginología: 

-

Patología: 

-

Otros: 
 
 

Comentario:

Dentro del grupo de cáncer cutáneo no melanoma, el menos frecuente (25 %) es el carcinoma epidermoide. Es un tumor maligno de queratinocitos en la capa espinosa de la epidermis. Tiene una tasa de incidencia de 72 por cada 100 000 mujeres y de 100,8 por cada 100 000 hombres. Se presenta con una frecuencia del 7 al 11 % de la población.

Los factores de riesgo del cáncer no melanoma son la edad, el sexo, la exposición solar y los antecedentes familiares y personales de la enfermedad. Las fotos tipos más frecuentes de estas neoplasias son los claros, la exposición a la luz ultravioleta, ocupaciones al aire libre, el sexo masculino y la aparición a partir de la cuarta década de la vida1-2, 6,7.  El principal factor de riesgo es el antecedente de fotoexposición aguda y crónica. El daño celular afecta a personas menores de 20 años y se caracteriza por ser acumulativo, lo que incrementa la carcinogénesis en la edad adulta8.Otros factores carcinogénicos de la piel son  el virus del papiloma humano, las radiaciones  ionizantes, las sustancias contenedoras de arsénico, los hidrocarburos  aromáticos, el tabaquismo, la inmunosupresión y el tratamiento con fototerapia9,10.

El riesgo de aparición de un carcinoma epidermoide en zonas con inflamación crónica coincidió con el del paciente, quien recibió un trauma en la región sacra con inflamación crónica concomitante, que no resolvió a pesar de los tratamientos. El paciente también mostró correspondencia con el criterio de ser el sexo masculino el más afectado y su edad coincidió con la más frecuentemente afectada (74,4 ± 12,4 años). El carcinoma epidermoide se localiza en zonas expuesta a las radiaciones ultravioletas del sol, como la cabeza (67 %) y las extremidades superiores (12 %). Sin embargo, en este caso se presentó en una zona no expuesta como es la región sacra, localización de las más infrecuentes

El carcinoma epidermoide de la piel se caracteriza por una proliferación de queratinocitos atípicos, que se extienden desde la epidermis hacia la dermis. Hay pleomorfismo celular y nuclear, nucléolos prominentes, células multinucleadas y figuras mitóticas atípicas. Puede haber queratinización celular. Sus tipos histológicos no presentan la misma evolución. Se consideran de mayor agresividad el dermodisplásico, la enfermedad de Bowen invasiva y el “denovo”. Este último no aparece en una lesión precursora previa tipo queratosis actínica; lo hace sobre una cicatriz o inflamación crónica.

La clasificación de Peniche J. para el carcinoma epidermoide es una de las más aceptadas. Sus criterios son los siguientes:

1. Ulceroso: es la más frecuente. Puede presentarse desde su inicio como una úlcera, o bien, iniciar con una lesión nodular que posteriormente se ulcera.

2. Nodular: ocupa el segundo lugar. Se caracteriza por ser una lesión exofítica de superficie lisa o discretamente costrosa, de base infiltrada.

3. Nodular queratósico: se presenta como una lesión elevada de tipo nodular o de tipo placa, con hiperqueratosis en la superficie, en ocasiones simulando un cuerno cutáneo. En su base se observa un borde elevado eritematoso, de consistencia firme.

4. Vegetante: se inicia generalmente como una lesión nodular en cuya parte central se desarrolla una lesión vegetante. Esta variedad tiende a ser de mayor tamaño y se desarrolla más frecuentemente en las extremidades.

Superficial: se manifiesta clínicamente como una placa eritematosa, queratósica o verrugosa, de uno o varios centímetros de diámetro, con una evolución lenta. Puede ser de tipo intraepidérmico, como en la enfermedad de Bowen o como consecuencia del inicio de invasión de una queratosis actínica12

La forma clínica vegetante generalmente aparece sobre lesiones inflamatorias crónicas. Produce una neoformacion que puede alcanzar grandes dimensiones, comenzando por un nódulo en cuya parte central se desarrolla una lesión vegetante acompañada de gran destrucción de tejido. El caso mostró una gran lesión exulcerada de aspecto friable, mamelonante, de bordes elevados y bien definidos, que en sus inicios no llamó la atención médica.

Con la dermatoscopia los hallazgos son más variados; se observan vasos glomerulares y en horquilla13. También pueden observarse estructuras redondas u ovales de color blanco amarillento, llamadas perlas, presentes en los tumores queratinizantes 14.

El diagnóstico histológico del paciente correspondió a un carcinoma epidermoide bien diferenciado , variedad mas frecuente si se tiene en cuenta una revisión realizada entre los años 1997 y 2009 donde el 42 % de los tumores era bien diferenciado, el 31 %, moderadamente diferenciado y el 16 %, poco diferenciado, .

La literatura confirma la importancia del tamaño del tumor. Cuando es de 2 cm comienza a existir tendencia a metástasis. Cuando son mayores a esta medida la probabilidad de recurrencia se duplica y la probabilidad de metástasis se triplica. En el caso presentado, el tamaño de la lesión era de 10 cm, con metástasis linfáticas regionales, pero no en órganos internos. La evolución del proceso tumoral hacia la muerte resultó acelerada.

En resumen, las características del paciente coincidieron con lo reportado en la bibliografía mundial, excepto en la localización de la lesión y el color de la piel.  Ante lesiones cutáneas, con evolución clínica poco favorable a pesar de los tratamientos convencionales, presentación inusual, con elementos atípicos, deben hacer suponer una transformación maligna. El diagnostico oportuno, basado en una historia clínica exhaustiva y confirmado por los exámenes complementarios correspondientes garantiza la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, elementos que fallaron en este enfermo y lo condujeron a la muerte en un corto tiempo.

 
Imágenes: 
 
 

 

Sarcoma de Kaposi epidémico por infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Autor(es): 

Lic. Liliet Antonia Agüero Despaigne, Lic. Elsi Nicolás Aguilar, Dra. Gladys Aída Estrada Pereira

Institución: Facultad de Tecnología de la Salud  “Juan Manuel Páez Inchausti

Motivo de Ingreso: 

Lesiones nodulares dolorosas en el paladar duro.

Datos Generales del Paciente: 

Edad: 38 años

Sexo: masculino

Color de la piel: blanca

Ocupación: desempleado

Antecedentes Patológicos Personales: 

Cardiópata, VIH, sífilis.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre y padre fallecidos por accidente.

Hábitos Tóxicos: 

Ingestión de café

Descripción del caso: Se presenta un caso con enfermedad cardiaca severa, portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana contraída por transmisión sexual desprotegida, este virus es el agente primario del Síndrome de Inmunodeficiencia; siendo la manifestación más avanzada de la infección, deteriorando el sistema inmunológico. Este síndrome se asocia al Sarcoma de Kaposi, apareciendo lesiones nodulares rojo violáceo en la mucosa oral y otras partes del cuerpo.  Los hallazgos histopatológicos sobresalientes fueron las alteraciones vasculares, infiltrado inflamatorio y poblaciones fusiformes similares a las células endoteliales.

Laboratorio: 

Conteo de los CD4, análisis de la carga viral, biopsia aspirativa con aguja fina (BAAF).

Imaginología: 

-

Patología: 

Se destaca el valor de la biopsia como medio diagnóstico para confirmar los cambios celulares en los tejidos afectados. Los resultados cito-histopatológicos en el estudio microscópico (pruebas de laboratorio) la informaron la presencia de células fusiformes y endoteliales, limitando con los espacios vasculares atípicos, infiltrado inflamatorio mononuclear compuesto por linfocitos, células plasmáticas y algunos macrófagos. Presencia de glóbulos rojos y gránulos de hemosiderina, extravasados entre las células fusiformes.

Patología Confirmada (Hospital Provincial “Saturno Lopra”): Sarcoma de Kaposi

Otros: 
 
 

Tratamiento: Se realizó un tratamiento quirúrgico al paciente, obteniendo resultados favorables puesto que le prolongó la vida con un año pos operatorio

Seguimiento: Se realizan inerconsultas mensuales, trismestral, semestral y anual en dependencia de su evolución.

Dieta: Balanceada

Sexo: protegido

Este paciente fallece porque no realizó el tratamiento adecuado, abandonó la consulta y luego de varias visitas a través de la labor en el terreno expresó que no era de su agrado realizar el sexo protegido.

El Sarcoma de Kaposi es un tipo de cáncer bucal muy agresivo que aparece mayormente en esos pacientes inmunodeprimido.

Se le hace un llamado a la reflexión a la población y mayormente a los adolescentes a no practicar el sexo desprotegido para evitar que adquieran enfermedades venéreas ya que muchas de estas presentan enfermedades bucales que son un peligro para la salud de quien las adquiera.

Existen estudiosos del tema como los autores Hernández, y García, que constataron que los pacientes inmunodeprimidos tiene un alto riesgo de padecer de neoplasias; la inmunodepresión puede ser primaria o causada por sustancias citotóxicas y drogas inmunosupresoras, o asociadas a un síndrome provocado por el virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Se distinguen 4 variedades clínicas de Sarcoma de Kaposi, con similares lesiones clínicas y diferentes patrones evolutivos.  Córdoba y otros investigadores relacionaron al Sarcoma de Kaposi clásico con las formas del SK africano; así como el observado en los inmunodeprimidos por administración de drogas y el epidémico.

El SK clásico es una neoplasia poco frecuente, sobre todo en personas jóvenes, ocurriendo mayormente en la séptima década de la vida, apareciendo entre los 50 y 70 años. Esta entidad es más común en sujetos de la zona del Mediterráneo, oriundos de Italia o Israel, se localiza de forma generalizada en las extremidades, es indolente, de curso lento y poco progresivo; la afección bucal es poco frecuente. Se inician como máculas rojo violáceas en la porción distal de las extremidades inferiores, evolucionando a pápulas, placas o nódulos; sin embargo el Sarcoma de Kaposi endémico africano presenta una mayor agresividad, con evolución más rápida y afectación visceral más frecuente, tiene dos formas de presentación: una variante cutáneo, que afecta las extremidades, apareciendo entre los 10 y 40 años; mientras la otra variante con linfadenopatía, aparece alrededor de los 10 años. El SK provocado en inmunodeprimidos por drogas es raro, la edad y el sexo están en dependencia del momento y de quien se le administre la droga, este tumor puede ser agresivo, aunque hay indicio de que pueden regresar al suprimir la droga inmunodepresora. El SK relacionado con el SIDA (epidémico) es común en los infectados por el VIH; puede ser el primer signo del SIDA o aparecer posteriormente en la evolución de la enfermedad, la edad oscila entre 25 y 45 años y la relación hombre/mujer es de 20, el compromiso bucal es frecuente;   pudiendo aparecer como pequeñas máculas o pápulas en la cara, sobre todo en la nariz, los párpados y los pabellones auriculares; además se encuentra en el tronco.

García y otros, afirmaron que la histopatología del SK está bien definida y que las variables clásicas, africanas y las epidémicas no difieren. Definen que el tumor está formado por bandas de células fusiformes y/o células endoteliales que tapizan lagunas vasculares atípicas, enmascaradas en fibras colágenas y reticulares; aseguran que en las etapas tempranas las formas planas de la tumoración prevalecen y en las etapas avanzadas las células endoteliales forman nódulos prominentes con extravasación de eritrocitos y gránulos de hemosiderina.

 
Imágenes: 
 
 

Imágenes de la Patología en la cavidad bucal

 

Oligodoncia

Autor(es): 

Lic. Susana Hernández Revilla, Dra. Grete Cisneros Dominguez, Lic. Galina Hernández Álvarez

Institución: Facultad de Tecnología de la Salud Dr. Juan Manuel Páez Inchausti

Motivo de Ingreso: 

Motivo de consulta: Paciente que acude a la consulta de Ortodoncia acompañado de su madre por preocupación de la ausencia de dientes anteriores.

Datos Generales del Paciente: 

Edad: 14 años

Sexo: femenino

Color de la piel: mestiza

Procedencia: Sumí rural

Género de vida: Vivienda de mampostería y cubierta de hormigón (placa) con piso de mosaico de buena calidad, con servicio sanitario y servicio de agua potable.

Ocupación: estudiante

Antecedentes Patológicos Personales: 

No presenta antecedentes

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre y padre: vivos y sanos.

Hábitos Tóxicos: 

-

 
 

Descripción del caso: paciente de 14 años de edad que asiste a consulta de ortodoncia   por ausencia dentaria, ser valorada y a su vez recibir tratamiento ortodóncico. Manifiesta que otros integrantes de la familia  presentaban la misma situación. Se le  realizó estudio radiográfico observándose clínica y radiográficamente brechas edentes, tanto en el maxilar como en la mandíbula paciente.    Se observa  un  buen balance neuromuscular y psíquico Se realiza examen odontológico mediante la  anamnesis, presenta   disfunción muscular de tipo  lingual y herencia de oligodoncia por parte de  abuela materna, perfil recto, de tipo facial ovoide, resalte de 1mm, sobrepase 1/3 de corona, con clasificación de clase I sindrómica de Moyers, que al estudio de los modelos se puedo obtener discrepancia hueso diente positivo, microdoncia y macrognatismo transversal. Mientras que clínica y radiográficamente se observa brechas edentes, ausencia congénita de dientes anteriores y posteriores permanentes y persistencia de dientes temporales.  Presencia de  trabeculado óseo heterogéneo observándose  folículos  de 18, 28, 38 y 48, persistencia del 85 con cierta reabsorción en sus raíces, se observan  ápices en vía de calcificación de dientes permanentes específicamente 33,34,43 y 44, presenta  ausencia radiográfica en maxilar superior de 15,22,25,27 y en el maxilar inferior 35 y 45 y se observan obturaciones metálicas en 16,36,85 y 46.

Diagnóstico etiológico:

  • Oligodoncia
  • Diastemas generalizados
  • Empuje lingual

Conducta a seguir por los especialistas:

  • Tratar disfunción lingual.
  • Tratar disfunción neuromuscular.
  • Tratar discrepancia hueso diente positiva.
  • Mejorar resalte, sobrepase y relación de plano inclinado.
  • Mejorar estética de conjunto.
  • Vigilar brote de sectores posteriores.

Plan de tratamiento:

  • Mioterapia lingual y  Hawley con rejilla.
  • Bioterapia del control dentario vestibular. 
  • Cerrar los diastemas generalizados.
  • Mejorar la relación oclusión al.
  • Remisión a servicio de prótesis.
  • Mediante chequeo clínico y radiográfico.

Técnica indicada:

1ra etapa técnica multo brackets en maxilar superior.

2da etapa según evolución.

El plan de tratamiento se realizó  de forma integral, teniendo en cuenta la interdisciplinariedad con la especialidad de Prótesis una vez que concluya su tratamiento ortodóncico.

Con relación a la especialidad de  Ortodoncia permitió alinear las arcadas dentarias logrando cerrar los espacios correctamente para que en etapas posteriores la paciente reciba una rehabilitación protésica que incluya prótesis parcial en la zona que lo requiere. Por lo que se recomienda lograr en el tratamiento una estética de conjunto.

 

 
Laboratorio: 

-

Imaginología: 

-

Patología: 

-

Otros: 

El término oligodoncia se refiere a una reducción dentaria superior a 6 dientes, la cual puede obedecer a tres factores:

  1. Factores locales.
  2. Enfermedades generales.

3. Factores genéticos: son la causa más frecuente de oligodoncias. En estos casos, la anomalía suele formar parte de ciertos síndromes generales, e ir acompañada de otras anomalías dentarias, como trastornos en el tamaño y forma de los dientes (Roí y Morillo, 2006) (Carvajal y col., 2008).

Imágenes: 
 
 

Estudio radiográficos: Vista radiológica panorámica

Antes del tratamiento

Aparatología fija

 

Torsión Apéndice Epiploico

Autor(es): 
 
 

Dra Yarima Estrada Brizuela
Especialista de primer grado en Anestesiología y Reanimación.  

Dr. Luis Ernesto Quiroga MeriñoII
Especialista de primer grado en Cirugía General.

Dra. Liuba Y. Peña GalbánIII.lpena@finlay.cmw.sld.cu
Especialista de segundo grado en Psiquiatría. Especialista de 1er Grado en OTSM. Profesora auxiliar. Investigadora auxiliar. MSc.

Institución. Hospital Militar de Ejército Docente Clínico Quirúrgico Dr. Octavio de la Concepción y la Pedraja. Camagüey. Cuba

 

 
Motivo de Ingreso: 

Dolor abdominal.

Datos Generales del Paciente: 

Paciente masculino blanco de 50 años de edad.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Antecedentes de salud aparente.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre hipertensa.

Hábitos Tóxicos: 

1 taza de café al día. Alcohol ocasional.

 
 

Descripción del caso:

El paciente acude a cuerpo de guardia el 8 de octubre 2015 refiriendo que desde hace 3 días comenzó con dolor en epigastrio que luego se trasladó hacia fosa iliaca derecha a tipo cólico, que se acentuaba más al caminar, niega vómitos , fiebre y diarreas. Siendo evaluado en días anteriores sin precisarse entidad quirúrgica.

Examen físico:

Mucosas: húmedas y normocoloreadas

Aparato Respiratorio: Expansibilidad torácica normal, no tiraje, FR: 17 por minutos, murmullo vesicular audible no estertores.

Aparato Cardiovascular: ruidos rítmicos, bien golpeados, TA: 120-90mmHg, una FC: 89 por minutos

Abdomen: plano que sigue los movimientos respiratorios, doloroso a la palpación superficial y profunda en fosa iliaca derecha, punto de McBurney doloroso, RHA audibles y disminuidos. Se precisa contractura abdominal en FID. No tumoración palpable.

Tratamiento antimicrobiano profiláctico:

Cefazolina (1g) 1bulbo EV 30 minutos antes de la inducción anestésica.

Tratamiento Quirúrgico:

Paciente es trasladado al salón de urgencia, se le realiza neumoperitoneo sin dificultad 3 puertos de entrada. Se halla tumoración pediculada en relación con el íleon terminal y ciego de alrededor de 3 centímetros que se hallaba en contacto con la punta del apéndice cecal y el  epiplón, se procede a exceresis de la misma y apendicectomía  profiláctica  con 2 clips en mesoapendice y 3 clips en base de la misma se aspira cavidad y se realiza revisión del resto del abdomen sin hallarse ninguna alteración. El tipo de anestesia realizado es GET.

Se realiza hoja de biopsia y se informa como infarto del epiplón.

Recepción en el Servicio de Cirugía

Se recibe paciente trasladado del salón, respirando espontáneamente, comunicándose sin dificultad, sin dolor abdominal espontaneo.

Evolución

En el primer  día de operado, se mantiene con buen estado general, clínicamente estable, expulsando gases por el recto. Se le indica Claforán1 gramo EV cada 8 horas, deambular y comenzar con dieta líquida según tolerancia.

 En el segundo  día se mantiene con buen estado general, clínicamente estable, tolerando bien la vía oral, sin dolor abdominal, se decide alta hospitalaria y seguimiento por consulta externa.

 
Laboratorio: 
 
 

Hemograma Completo: Hb: 13g/l

Leucograma: 10 x109/L.

Glucemia:4.7 mmol

EKG: ritmo sinusal no alteraciones del ST-T.

T. Coagulación: 9

T. Sangramiento: 1

Creatinina: 83mcmol

 
Imaginología: 

USG Abdominal: Hígado homogéneo que no rebasa el reborde costal, vesícula de pared fina sin litiasis. Páncreas mal visualizado por patrón gaseoso aumentado. Ambos riñones sin alteraciones. Vejiga vacía.

Patología: 

Se precisa  el apéndice epiploico con proceso inflamatorio establecido luego de ser extirpado.

Otros: 

Diagnóstico al egreso:

  • Torsión de apéndice epiploico.
Imágenes: 
 
 

 

Colgajo de Burow para la reconstrucción del labio inferior

Autor(es): 

Frank Michel Tartabull Silva, Alexeis Alarcón Amita, Mario Leyet Martínez.

 

Motivo de Ingreso: 

Motivo de consulta: pequeña lesión en el labio inferior, la cual ha aumentado de tamaño progresivamente, de manera asintomática.

Datos Generales del Paciente: 

Paciente masculino de 54 años de edad.

Antecedentes Patológicos Personales: 

No refiere.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

No refiere.

Hábitos Tóxicos: 

-

 
 

Descripción del caso

Se presenta el caso de un paciente masculino de 54 años de edad con antecedentes de salud, el cual refiere que hace aproximadamente 6 meses notó una pequeña lesión en el labio inferior, la cual ha aumentado de tamaño progresivamente, de manera asintomática.

Al examen físico extraoral se observa lesión úlcero-vegetante de aproximadamente 3 cm en el labio inferior (Figura 1), de bordes y superficie irregulares, no doloroso a la palpación, de consistencia indurada, con cambios del tejido circundante. No se palpan adenopatías cervicales.

En el examen intraoral se constata que estamos en presencia de un paciente edente total bimaxilar. 

Se realizan estudios complementarios que incluyeron exámenes de laboratorio, los cuales se encontraban dentro de límites normales, y previo consentimiento informado se realizó exéresis quirúrgica de lesión en labio inferior con reconstrucción del defecto quirúrgico mediante técnica de colgajo de Bernard Burow. (Imágenes 2-4)

 
Laboratorio: 

-

Imaginología: 

-

Patología: 

-

Otros: 
 
 

DISCUSIÓN DEL CASO

 Entre los tumores malignos de los labios, el más frecuente es el Carcinoma Epidermoide. Se trata de un tumor agresivo, invasor, que puede dar metástasis si no es tratado precoz y radicalmente. Es más frecuente en el labio inferior. Su epidemiología nos habla de que este tumor es 10 veces más frecuente en hombres que en mujeres. Aumenta en los individuos de piel clara, crece en pacientes expuestos a radiaciones ultravioletas y los pacientes inmunodeprimidos tienen mayores probabilidades de desarrollar este tipo de tumor.

Cuando se extirpa un tumor o cuando es necesario reconstruir defectos medianos o grandes, surge la dificultad para alcanzar resultados estéticamente aceptables. Intentar minimizar las secuelas en el área donante aportando además características adecuadas en el área reconstruida, supone un interesante desafío para el cirujano maxilofacial, siempre tomando en cuenta los principios de la realización de los colgajos, los cuales deben adaptarse al defecto resultante y no a la inversa.

Vivar et al plantean que aunque existen  numerosas técnicas reconstructivas para el labio inferior, la elección de esta debe ser particularizada y obedece a la dimensión del defecto, su situación, las características generales del paciente, la laxitud cutánea, la necesidad de colocar después prótesis dentales y la experiencia del cirujano.

La técnica de Bernard Burow permite la reconstrucción subtotal y total del labio inferior, con resultados estéticos y funcionales satisfactorios.

Una de las principales ventajas que tiene es que permite la reconstrucción del labio inferior en un solo tiempo a diferencia de otros colgajos, obteniéndose una adecuada simetría labial, buena competencia labial, preservándose la función del orbicular de los labios mediante una correcta reposición de los tejidos.

La resección de lesiones tumorales metastásicas contraindica la utilización de algunas técnicas quirúrgicas; no es el caso del colgajo de Burow, el cual permite adaptarse fácilmente al defecto por su gran desplazamiento, pudiendo realizarse de manera bilateral en caso de ser necesario sin sacrificar los principios oncológicos.

Consideramos que el colgajo de Bernard-Burow es una opción reconstructiva a tener en cuenta en pacientes oncológicos de cabeza y cuello que precisen de colgajos de tamaño considerable (hasta 2 tercios del labio inferior).

 
Imágenes: 
 
 

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Figura 4

 

Cáncer de vesícula biliar

Autor(es): 

Dayli González Baute
Residente de Primer año de Imagenología

Odalis García Gómez  
Máster en Medios Diagnósticos, Profesor Auxiliar en Imagenología, Investigador Agregado

Hanybal Anthony Yazigi
Residente de Primer año de Oncología

 

Motivo de Ingreso: 

Decaimiento y pérdida de peso.

Datos Generales del Paciente: 

Edad: 73 años.
Sexo: masculino
Color de la piel: mestizo
Ocupación: jubilado

Antecedentes Patológicos Personales: 

Hipertensión arterial.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

No refiere.

Hábitos Tóxicos: 

No refiere.

Paciente de 73 años de edad con antecedente de HTA para lo cual no lleva tratamiento regular, que refiere desde hace más o menos dos meses comenzó a presentar acidez, dolor en la “boca del estomago” sensación de plenitud y náuseas, por lo que es ingresado en el hospital militar, diagnosticándosele pangastritis, duodenitis bulbar y un aneurisma de la aorta abdominal, para lo cual recibió tratamiento. Ahora acude por decaimiento, pérdida de peso y aumento de los síntomas dispépticos, asociados a fiebre de 38° C constatada termométricamente y tos húmeda, con este cuadro ingresa en nuestro centro para estudio y tratamiento.

 

Laboratorio: 
  • Hemograma: Hemoglobina 120 g/l. Leucos: 13.9 x 10⁹/L

                                                  Seg: 0.79

                                                  Linfo: 0.19

                                                  Eo: 0.02

  • Hematocrito 0.38 L/L
  • Eritro: 52 mm/L.
  • Glicemia: 4,6 mmol/L
  • Creatinina:  170 μmol/L
  • Cituria: Proteínas: no contiene

                Leucos : 8.8

                Hematíes : 0

                Cilindros: 0

Imaginología: 

Ecografía abdominal: Hígado de tamaño normal, con imágenes nodulares hipoecogénicas que ocupan los segmentos VI y VII, la mayor mide 60 x 47 mm, de contornos bien definidos, de aspecto metastásico (figura 1). Vías biliares no dilatadas. Vesícula de tamaño normal, con imagen ecogénica en su interior, dependiente de su pared posterior que no se moviliza con los cambios de posición, heterogénea (figura 2), hipervascularizada al Doppler color (figura 3), de aspecto tumoral.

Riñones ptósicos, RD mide 81 x 36 mm. RI mide 85 x39 mm con imagen quística en contorno medio externo de 8 mm. Ambos con aumento de su ecogenicidad, perdida de la relación seno – parénquima aspecto ecográfico de IRC.

Páncreas pequeño ecogénico, propio de su edad.

Aorta en epigastrio de calibre normal 15mm, previo a la bifurcación, dilatación aneurismática de 25 mm que interesa la iliaca derecha la cual mide 16 mm de diámetro. Iliaca derecha 7 mm.

No líquido libre en cavidad abdominal.

Vejiga vacía.

ID: Ca de vesícula con meta hepática. Aneurisma de la aorta abdominal. Insuficiencia Renal Crónica.

Diagnostico Imagenológico

Se realiza por ecografía haciendo el diagnostico diferencial con las imágenes ecogénicas intravesiculares.

  • Barro biliar
  • Coágulo.
  • Pus
  • Parasitismo
  • Calcificaciones intramurales
  • Litiasis
  • Adenomiomatosis
  • Pólipos
  • Cáncer. Primario o metastásica.
  • Barro biliar: Se observa en pacientes con ayuno prolongado o por obstrucción del flujo biliar. Es el espesamiento de la bilis causante de ecos finos dependientes que se depositan en las porciones mas declives de la vesícula con una ecogénicidad menor o igual a la del parénquima. y se desplazan lentamente con los cambios de posición .
  • Coágulo: Se observan generalmente en el curso de una colecistitis hemorrágica, que es el estadio previo de una colecistitis gangrenosa. Ecográficamente se observa la vesícula con paredes irregulares en áreas y membranas intraluminales que no producen sombra acústica.
  •  Pus: se observa en la colecistitis gangrenosa, donde se produce una necrosis de pared, perforación y pus intravesicular. En la ecografía se ven ecos irregulares de bajo o mediano nivel asociados a los signos de colecistitis.
  • Parasitismo:

-   Ascaridiasis: se puede ver el parásito al  nivel  del  colédoco  o vesícula  donde puede producir una obstrucción y colangitis. En la ecografía se pueden ver uno o varios ecos lineales o fragmentos amorfos que se movilizan.

-  Clonorchiasis: es la infección provocada por la duela hepática, parasito que vive en el hígado humano que perteneciente al grupo de los trematodos el cual se alimenta de bilis. El parásito puede migrar a los conductos biliares de pequeño y mediano calibre y en menor grado a la vesícula. Esta es una enfermedad endémica de Asia, especialmente de China, Japón y Taiwan En la ecografía provoca una sombra ecogénica que flota y atenúa el sonido.

  • Calcificaciones intramurales: se observan en los senos de Rokitansky-Aschoff Las calcificaciones aparecen en forma de pequeños focos hiperecoicos con producción de artefactos en forma de V.
  • Cálculos biliares: estructuras ecogénicas brillantes con sombra acústica posterior, pueden ser únicos o múltiples, grandes o pequeños, calcificados o no calcificados, por lo general son móviles, las paredes vesiculares pueden estar normales o engrosadas.
  • Adenomiomatosis: Es un proceso no inflamatorio de la pared vesicular caracterizado por hiperplasia y engrosamiento de la mucosa y la capa muscular, y por la presencia de los senos de Rokitansky-Aschoff en forma de divertículos. El aspecto en la ecografía varía con la extensión y localización de la lesión: En la variedad focal se ve una masa que protruye hacia el lumen. En las formas segmentarias y difusas la pared aparece engrosada, con la misma visualización de los divertículos, muchas veces con pequeños cálculos en su interior presencia frecuente de litiasis vesicular.
  • Pólipos (más frecuente): imágenes ecogénicas redondeadas, sésiles o pediculados, con frecuencia únicos, aunque  pueden ser múltiples, no emiten sombra acústica, pueden cambiar de posición y de forma cuando son pediculados.
  • El cáncer primario o metastásica: produce, habitualmente, una masa ecodensa intraluminal más frecuente hacia el fondo con engrosamiento e irregularidad de la pared, que no determinan sombra acústica y que pueden ser secundarias a lesiones polipoideas, a deposito de colesterol o litiasis. En ocasiones no se logra ver la vesícula y si una infiltración hepática del lecho vesicular así como metástasis hepáticas a distancia.
  • A diferencia de las otras imágenes ecogénicas intravesiculares, el cáncer se caracteriza por la vascularización de la lesión con el uso del Doppler color.

Conducta Imagenológica

  • La ecografía abdominal es el estudio diagnóstico del cáncer de vesícula,  además permite determinar la extensión hacia vías biliares, vasos hepáticos, metástasis al  hígado  o  infiltración  hacia otros órganos abdominales para su estadiamiento.
  • Rx de tórax AP: es de utilidad para descartar metástasis pulmonares.
  • Siempre que exista una masa sospechada por ultrasonido, se debe completar la evaluación con otros estudios Imagenológicos, importante por su precisión diagnostica como la Tomografía axial computarizada (TAC) y la Resonancia Magnética (IRM), para evaluar la enfermedad regional o metastásica y definir la extensión local de la enfermedad.
  • La TAC preferiblemente endovenoso es de utilidad ya que permite la captación de contraste de la masa vesicular, por lo que nos permite confirmar el diagnostico, además del seguimiento del pacientes con cáncer de vesícula, diagnosticar otras lesiones primarias ambiguas, detección de la enfermedad residual en el lecho vesicular después de una colecistectomía por una supuesta enfermedad benigna, así mismo metástasis tanto locales como a distancia.
  • RMI también es de gran utilidad para su diagnóstico y estadiamiento, sin embargo, es un estudio costo ya que necesita equipos de altos campos magnéticos para la adquisición rápida de las imágenes y su resolución.
  • El advenimiento de la ecografía Doppler con sus diferentes modalidades: doppler color y potenciado, nos permite, con una técnica de fácil acceso y menor costo, el diagnóstico de certeza del cáncer vesicular al detectar aumento de la vascularización de las lesiones en el interior de la misma como signo fuertemente sugestivo de malignidad.
Patología: 

-

Otros: 

Evolución y conducta

 En este momento el paciente lleva tratamiento médico para la bronconeumonía y su hipertensión arterial, se solicito interconsulta con nefrología. Se encuentra con tratamiento paliativo para sus síntomas dispépticos teniendo en cuenta su edad y estadiamiento.

Comentario:

Aunque el carcinoma de la vesícula biliar es relativamente poco común, es la neoplasia maligna más frecuentemente encontrada en el sistema biliar, ocupa el 5º lugar del cáncer gastrointestinal  y representa 0.5% de todas las neoplasias malignas, según los reportes  a nivel mundial.

Esta patología tiene una incidencia estimada de 1 a 2 casos por 100 000 habitantes, es una neoplasia altamente agresiva y está asociada con aproximadamente 2500 muertes por año.

El carcinoma de vesícula biliar se diagnostica con mayor frecuencia en individuos mayores de 50 años, principalmente en el grupo entre 70 y 75 años y tiene una predilección por el sexo femenino con una razón de 3:1.

Se reporta hallazgo incidental de cáncer vesicular en el 1% de todas las colecistectomías realizadas por colelitiasis, esta cifra se ha incrementado a partir de 1990 con el advenimiento de esta técnica laparoscópica.

La estirpe más común es el adenocarcinoma (80-95% de los casos). Entre los principales factores de riesgo se encuentran el ser del sexo femenino, tener entre 50 y 70 años de edad, antecedente de colecistitis, litiasis vesicular o diagnóstico previo de pólipos vesiculares.

Por lo regular el diagnóstico se hace en etapas avanzadas, la cirugía radical puede ser curativa si se realiza el diagnostico oportuno. Se considera una enfermedad letal, con pronóstico desfavorable

Los adenocarcinomas usualmente produce infiltraciones locales a estructuras adyacentes, al hígado, duodeno, colon, pared abdominal anterior y al colédoco. La diseminación linfática está presente en el 50-75% de los casos al momento del diagnóstico.

Los pacientes con afectación ganglionar fuera del ligamento hepatoduodenal se considera que tienen enfermedad metastásica. Por lo general el primer ganglio que se afecta es el cístico.

Después de la invasión regional de los ganglios linfáticos, el peritoneo hepático es el sitio más común de metástasis, ocasionalmente se extiende hacia pulmón y pleura. La incidencia de metástasis e invasión regional se relaciona con la etapa de invasión de la pared vesicular. La diseminación hematógena se presenta en el 15% de los casos, principalmente en etapas avanzadas.

Imágenes: 

Artritis Reumatoidea

Autor(es): 
 
 

Mara Álvarez Escuredo
Lic. en Enfermería. Diplomado de anestesiología y reanimación. Actualmente estudiante de 4to año de medicina.

Anabel Pérez Alonso
Lic. en Enfermería. Diplomado en MNT. Actualmente estudiante de 4to año de medicina.

Facultad de Ciencias Médicas Dr. Enrique Cabrera. La Habana. Boyeros.

E-MAIL: maraalvarez@fcmec.ld.cu

 

 
Motivo de Ingreso: 

Junio/ 1995. Consulta de Reumatología

Motivo de consulta: Dolores articulares y pérdida de peso.

Datos Generales del Paciente: 

Edad: cuando la primera consulta 31 años, actualmente 51 años.

Sexo: femenino.

Color de piel: blanca.

Ocupación: económica.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Amigdalitis crónica desde niña. ITU bajo recurrente con urocultivos positivos a E. coli. Anemia ferropénica en 1985 que comenzó con el primer embarazo.Mola hidatiforme en 1992. Bocio eutiroideo en 1995. Artritis reumatoidea diagnosticada en 1995. Embarazo gemelar polihidramnio con parto pretérmino a las 27 semanas en 1996. Dengue en septiembre de 2014. Quemadura dérmica AB de un 9% en febrero de 2015.

Alergia a medicamentos: indometacina y azulfidina.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre: amigdalitis crónica, espina bífida en L5-S1, fibromialgia, artritis, úlcera duodenal, hernia hiatal. Colecistectomia, insuficiencia venosa periférica. Operada de várices en miembros inferiores. Operada de hernia discal cervical. Operada de nódulo de mama benigno.

Padre: artrosis, HTA, operado de hernia discal lumbar y hernia umbilical.

Hermanos: femenina: enfermedad de Crhon, operada de nódulo de tiroide benigno.

Masculino: operado de aneurisma cerebral. Escoliosis.

Hábitos Tóxicos: 

Tabaco, ocasionalmente (2 cigarros al día).

 
 

Descripción del caso: paciente que acude a consulta de reumatología por presentar dolor intenso generalizado en articulaciones y pérdida de peso en 1995. En el examen físico del SOMA, se detecta aumento de volumen de la IFP del 2do dedo de la mano derecha que duró una semana. Refiere entonces que hace un mes tiene igual sintomatología en el hombro derecho y que hacía alrededor de 10 días, en las articulaciones MTFs del 3ero y 4to dedos del pie izquierdo. Niega otros síntomas. Refiere leucorrea en ocasiones. En aquel momento se le diagnostica una poliartritis en estudio.

Tratamiento

  1. AINES c/8 horas
  2. Fisioterapia, no se especifíca en la HC.
  3. Reconsulta en 3 meses.

Después de realizados los complementarios se realiza entonces un segundo diagnóstico: Artritis reumatoide.

Se ve en reconsulta y es tratada la anemia con inferón en ámpulas de 100mg, una dosis IM días alternos para un total de 15 ámpulas. La paciente refiere mantenerse con dolor articular.

En 1996 tiene un embarazo gemelar con polihidramnio que a las 27semanas se presenta el parto.

A los seis meses de haber perdido el embarazo (1997) presenta una crisis de dolor articular intenso acompañada de rigidez matinal, y aparece inflamada una nueva articulación, la rodilla derecha, que se acompaña de dificultad para bajar las escaleras. Se decide mantener el mismo tratamiento anterior.

En el 1999, solo refiere cansancio. Los complementarios se encuentran con cifras elevadas de eritrosedimentación y Hb disminuida por lo que se indica estudio de la anemia. Al examen físico no hay signos de inflamación articular. Se indica tratamiento con inferon, fumarato ferroso, ácido fólico, vitamina By vitamina C.

A finales de este año en una reconsulta se le indica a la paciente suspender la D. Penicilamina por presentar un cuadro de trombositosis de 600x109, por lo que se indica tratamiento con antiagregante plaquetario (1/2 tab de ASA diaria).

En mayo del 2000 en el examen físico no se detectan articulaciones inflamadas. Cifras de Hb disminuidas 94g/l.

Tratamiento

  1. Kanamicina 50mg, 3 amp IM c/12 hrs por 7 días.
  2. Continuar con la prednisona.
  3. Ibuprofeno 400mg, 1tab c/8 hrs.
  4. Polivit 3 tab diarias.
  5. Inferon 100mg 1amp IM profundo días alternos por 2 semanas.
  6. Reconsulta en 3 meses.

La paciente se mantiene estable durante los años 2001 al 2013, manteniéndose con cifras de Hb ligeramente disminuidas y eritrosediemntación entre 50 y 65mm/h. En el 2014 comienza en el proceso de climaterio, presenta amenorrea por un año consecutivo desaparece la anemia.

En el 2015 en la consulta de reumatología la paciente refiere que hace alrededor de 2 años en ocasiones presenta dolor precordial al esfuerzo. Se le indica un electrocardiograma, el cual es negativo, entonces se le indica un Rx de columna dorsal donde se confirma osteoporosis y pinzamiento intervertebral entre D6 – D9 aproximadamente. La paciente se encontraba desde hacía un mes con azulfidina que se indica suspender por reacción alérgica en mucosa vaginal. Al examen físico hay presencia de dolor y signos inflamatorios en IFPs de ambas manos, mareos. Los complementarios en parámetros normales excepto la eritrosedimentación que se encontraba en 84mm/h.

El reumatólogo le indica en esta última consulta:

  1. Tratamiento para la osteoporosis con el uso de corset taylor.
  2. Fisioterapia
  3. Ácido fólico 1mg. No tomar ni el viernes ni el sábado.
  4. Continuar con la prednisona
  5. Dipirona 300mg, 2tab c/8 hrs.
  6. Metotrexato 2.5mg, 1tab 8am y 8pm del viernes, 1tab 8am del sábado.
  7. Reconsulta en 3 meses.
  8. Se indica chequeo.

ID propuesta: Artritis reumatoide. La paciente responde satisfactoriamente al tratamiento, refiere que desde que esta tomando el metotrexato ha mejorado la sintomatología de dolor paraesternal, en estos momentos se encuentra en espera de los resultados de complementarios después de un mes de acción del inductor para la proxima consulta en febrero próximo.

 
Laboratorio: 
 
 
 
 

 

Complementarios (1995)

  • Hemograma completo: Hb 108g/l, Hto 0.36, lc 7.6x109 , poli 0.56, eosf 0.40, m 0.02.
  • Eritrosedimentación: 100 ↑.
  • Ácido úrico: 174mmol/l
  • Creatinina: 75mmol/l
  • TASO: 50
  • Conteo de plaquetas:190x109
  • Exudado nasofaríngeo: normal
  • Exudado vaginal y endocervical: normal
  • P. orina: ligeros vestigios, albuminuria. Lc: 10x109
  • Urocultivo: sin crecimiento bacteriano.

Se realiza estudio de anemia y demas complementarios. (2000)

  • Hierro sérico 107mmol/l
  • Hb 94g/l
  • Hto 0.35
  • CP 250x109
  • Conteo de reticulocitos 10x103
  • Lámina periférica: normocromía, macrocítica.
  • Urocultivo: E.coli, más de 1000000 col.
 
Imaginología: 

Rx: no se especifíca la región, pero el reumatólogo comenta que se observa inflamación articular, pensamos que se trate de miembros superiores, inferiores, incluyendo el hombro derecho, donde le refirió el dolor la paciente.

Patología: 

-

Otros: 

-

Imágenes: 
 
 

 

 

Eliminación del hábito succión digital con hipnoterapia

Autor(es): 

 Dra. Elena del Rosario Limonta Vidal, Especialista de segundo grado en Estomatología General Integral, máster en APS y salud bucal comunitaria, profesor auxiliar, investigador agregado.

Dra. Alina Lesvia Alea Cardero, Especialista de primer grado en Estomatología General Integral, máster en urgencias estomatológica,  profesor auxiliar.

Isel López Yañez, Alumna de 5to año de Estomatología.

 

Institución: Clínica Estomatológica Provincial Docente Santiago de Cuba

E-mail: elimonta @medired.scu.sld.cu

Motivo de Ingreso: 

Motivo de consulta

“Por chuparse el dedo”

Datos Generales del Paciente: 

Edad: 8 años

Sexo: femenino

Color de la piel: negra

Ocupación: estudiante de 3er grado

Antecedentes Patológicos Personales: 

Personal: no refiere la niña ni la madre

 

Hemorrágicos: no refiere la niña ni la madre

Reacción a medicamentos: no refiere la niña ni la madre        

Enfermedades sistémicas: no refiere la niña ni la madre

Parto normal, gestación 9 meses

Convive con su madre, papa y hermanos

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre/ viva /diabetes, lupus. 

Padre/ vivo/ sano.

Hermanos /4vivos/sanos.

Hábitos Tóxicos: 

Cepillado: 1 vez al día /forma mixta/ menos de 3 minutos 

Lactancia materna: si hasta el año

Biberón: si hasta los cuatro años 

Succión digital: si  a partir de los dos años

Disfunción lingual: si

Disfunción respiratoria: si

Dieta cariogénica: si

Enuresis nocturna

 Examen físico general

 Examen Extraoral:

Paciente normolínea que deambula sin dificultad, piel oscura  propia de su raza, mucosas normo coloreadas y húmedas, cara ovoide, simétrica,  perfil convexo, cierre bilabial incompetente con labio superior corto e hipotónico e inferior hipertónico. Estética afectada.  

Examen Intraoral:

 Dentición mixta, vestibuloversión de incisivos superiores con falta de contacto interproximal y rotación mesiovestibular del 21.

Dientes presentes  16,55,54,53,12,11,21,22,63,64,65,26,31,32,73,74,75,36,41,42,83, 84,85,46

Relación de los primeros  molares permanentes en neutroclusión , relación de caninos temporales en  neutroclusión.

Resalte: 7 milímetros

Línea media superior e inferior: coinciden

Sobrepase: 1/3 de corona

DENTIGRAMA

Caries oclusodistal del  74

Clasificación epidemiológica

Grupo III enfermo

 Diagnósticos:

Caries, Maloclusión

 Plan de tratamiento:

Educación para la salud y motivación, control de hábitos y  de disfunción lingual y respiratoria (remisión otorrino), consejería de salud bucal, eliminación de succión digital con hipnosis, tratamiento de caries en 74.

Alta de servicios básicos y remisión para el servicio de Ortodoncia para corrección de la maloclusión. Vigilancia epidemiológica

 Pronóstico: Favorable

              Seguimiento y terapéutica

Se realizó tratamiento de caries en 74 ocluso distal, psicoterapia,  consejos para la dieta cariogénica y la higiene bucal deficiente mediante controles de placa, indicación de mioterapia lingual y del orbicular de los labios, remisión otorrino por la disfunción respiratoria, compromiso individual escrito para la eliminación succión digital y  enuresis, interconsulta con  psicología para perfil psicológico, sesiones semanal de hipnosis terapéutica y control de calendario. Primera visita en consulta de hipnosis:

1.- Se realizó entrevista semiestructurada que  permitió obtener toda la información posible sobre la paciente:  hábitos nocivos, sueño, esfera familiar, y esfera social, características personológicas de la niña, se explicó el proceder terapéutico a emplear , a la niña y a la madre, se realizó  el consentimiento informado, se insistió en la práctica de ejercicios de mioterapia, se  conversó sobre los efectos que provoca la práctica de este hábito, y los beneficios  al abandonar el mismo,  se realizó el compromiso individual  de la paciente  por escrito, prueba de sugestionabilidad, y se le enseñó forma de respirar y  de lograr estar tranquila y relajada.

Segunda Visita (Primera sesión terapéutica)

Antes de comenzar la sesión se le permitió a la niña estar dentro del local de la consulta, que realizara  dibujos y/o cualquier otra actividad de interés para ella.

Estando la niña  cómodamente  sentada en el sillón dental y reclinado hacia atrás,   se  converso con ella,   para saber cómo había transcurrido la semana.

Se dio  inicio a la inducción a través de la respiración y la relajación, con método de fijación de la mirada. Se utilizaron recursos como la imaginería (creando escenarios imaginarios donde se sintiera cómoda y tranquila), para alcanzar los objetivos terapéuticos. Se utilizaron técnicas del otro lado del arcoíris, y de la alfombra mágica , en la que se subió a la paciente en la misma,  describiendo el paisaje hasta encontrar un bello lugar que llamó su atención, donde logró encontrar una  niña de su edad, con características fisonómicas muy parecidas a las de ella y al mismo tiempo distintas, pero con idénticos problemas que quiere resolver, la niña buscó  la posible solución y se la dio a la amiguita imaginaria y al hacerlo, inconscientemente, se ayudó a sí misma, recurso utilizado para la solución de las diferentes situaciones.

Se preparó a la paciente para su salida del trance, se emprendió el viaje de regreso, describiendo los mismos paisajes, pero en sentido inverso, para despertarla se realizó  conteo progresivo dándole sugestiones para el despertar. Se sugirió el uso del calendario para ir observando los progresos y se anexó  a la ficha técnica  de la niña.

 

Tercera Visita y Cuarta Visita (Segunda  y Tercera sesiones terapéuticas)

Se estableció  conversatorio con la niña y la madre y se indagó sobre los progresos notados. Se analizó el calendario y sus resultados.

Se dio  inicio a la inducción a través de la respiración y la relajación,  con el método de fijación de la mirada, hasta lograr que cerrara los ojos.

 Se comprobó el progreso de mantener  las manos lejos de la boca, a los lados del cuerpo, ya aquí se repetía el viaje de la sesión anterior; pero adicionando o quitando elementos, en dependencia de la evolución de la paciente, siempre  utilizando  recursos como la imaginería y la música.

Se preparó a la  paciente para su salida del trance; para despertarla se realizó el mismo proceder de la visita anterior, se  reiteró el uso del calendario para ir observando los progresos.

Después de la hipnosis se conversó con la niña, y se le pidió que contara lo sucedido, se le dejaron tareas post hipnóticas. Esta conversación permitió evaluar lo realizado.

A partir de la cuarta visita, se tuvo en cuenta el progreso en la eliminación del  hábito. Luego de la sexta sesión terapéutica se comprobó la eliminación del hábito. Logrado el objetivo, se le dio además tres sesiones de reforzamiento de la  nueva  conducta.  La  etapa de reforzamiento le demostró que había  podido cambiar. Se le entregó diploma de reconocimiento en la actividad llamada ¨graduación” como estímulo por su empeño y voluntad en cambiar de actitud que la convirtió  en una aliada  del tratamiento , donde la niña y la madre dieron muestras de satisfacción y agradecimiento, mediante un poema.

 Luego se realizó la remisión a Ortodoncia para el tratamiento de la maloclusión

En chequeos periódicos a los dos años de tratamiento, continúa el tratamiento correctivo de la maloclusión en Ortodoncia con aparatología removible hawley con rejilla,  estética mejorada, y tratamiento  conservador de caries en   55 oclusal, 36 oclusal, 85 oclusodistal, 46 oclusal, control de la mioterapia y vigilancia epidemiológica.

Laboratorio: 

-

Imaginología: 

-

Patología: 

-

Otros: 

-

Imágenes: 

 

Hernia Obturatriz

Autor(es): 

Dr. Luis Ernesto Quiroga Meriño
Especialista de primer grado en Cirugía General.

Dr. Pedro Julio García Álvarez  pedro@finlay.cmw.sld.cu
Especialista de primer grado en MGI. Especialista de primer Grado en Anestesiología y reanimación.

Dra Yarima Estrada Brizuela
Especialista de primer grado en Anestesiología y Reanimación.  

Hospital Clínico Quirúrgico Octavio de la Concepción y la Pedraja. Camagüey.

Motivo de Ingreso: 

Vómitos.

Datos Generales del Paciente: 

Paciente femenina, blanca, de 87 años de edad.

Antecedentes Patológicos Personales: 

Antecedentes de salud aparente.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre hipertensa.

Hábitos Tóxicos: 

1 taza de café al día.

Descripción del caso:

La paciente acude a cuerpo de guardia  de cirugía un 20 de febrero  refiriendo que hace alrededor de 4 días comenzó con dolor en epigastrio de moderada intensidad y sensación de estómago ocupado por lo cual se administró tramadol 1 tableta por vía  oral por prescripción propia, hace dos días comienza con vómitos de contenido alimentario de moderada cantidad, que luego tomaron coloración amarillenta y fétidos.  Refiere no expulsar gases por el recto desde hace  alrededor de 48 horas, niega dolor abdominal a tipo cólico y operaciones abdominales anteriores. Por todo lo anterior se decide ingreso para estudio y tratamiento.

Examen físico:

Mucosas: húmedas y normocoloreadas

Aparato Respiratorio: Expansibilidad torácica normal, no tiraje, FR: 21 por minutos, murmullo vesicular audible no estertores.

Aparato Cardiovascular: ruidos rítmicos, bien golpeados, TA: 140-70mmHg, una FC: 104 por minutos

Abdomen: distensión asimétrica a predominio de mesogastrio e hipocondrio derecho, blando depresible, no doloroso a la palpación superficial ni profunda. No se constata visceromegalia y los RHA están abolidos. No reacción peritoneal.

Tacto Rectal: región perianal sin alteraciones, esfínter normotónico, ampolla rectal vacía, no procesos tumorales  palpables, ni sangramiento.

Tacto vaginal: Genitales externos sin alteraciones, no leucorrea, cuello y útero atróficos pequeño, descendido, que reduce el introito vaginal prolapso uterino grado 3, no ulcerado.

 

Tratamiento antimicrobiano profiláctico:

Cefazolina (1g) 1bulbo EV 30 minutos antes de la inducción anestésica.

Tratamiento Quirúrgico:

Paciente es trasladada al salón de urgencia, se le realiza laparotomía exploradora con  incisión media infraumbilical , se encuentra a nivel del agujero obturatriz derecho una porción de íleon herniado en su porción antimesentérica (hernia de Richter) , el cual es extraído , no se observa signos de necrosis ni de perforación . Se realiza cierre del agujero con Polyester 2, 0 sin dificultad, se revisa cavidad abdominal  donde no se encuentra otras alteraciones, se decide cierre habitual, se colocan puntos subtotales con seda 1. La técnica anestésica usada es GET.

Recepción en el Servicio de Cirugía

Se recibe paciente trasladada del salón, respirando espontáneamente, comunicándose sin dificultad, refiriendo ligero dolor alrededor de la herida quirúrgica. Con drenaje escaso por sonda de levine.

Evolución

En el primer  día de operada, se mantiene con buen estado general, clínicamente estable, con drenaje abundante por la sonda de levine claro RHA disminuidos y expulsando gases por el recto. Se le indica Cefazolina 1 gramo EV cada 8 horas, retirar sonda vesical, deambular.

 En el segundo  día se mantiene con buen estado general, clínicamente estable, se indica retirar la sonda nasogástrica y la hidratación parenteral, herida quirúrgicacon bordes afrontados no signos flogísticos.

 En el tercer  día  se decide alta hospitalaria y seguimiento por consulta externa.

Diagnóstico al egreso:

Hernia Obturatriz.

Laboratorio: 

Hemograma Completo: Hb: 156g/l .

           Leucograma: 11 x109/L.

Glucemia: 7 mmol/L

EKG: ritmo sinusal no alteraciones del ST-T.

Imaginología: 

RX de abdomen simple de pie y acostada: Se observa asa delgada dilatada en ambas vistas localizada en la región de flanco izquierdo. No heces ni gases en recto.

 USG Abdominal:Hígado homogéneo que no rebasa el reborde costal,vesícula estimulada. Páncreas mal visualizado por patrón gaseoso aumentado. Ambos riñones sin alteraciones. Se observa en todo el abdomen asas intestinales distendidas con abundantes líquido en su interior. No liquido libre en cavidad. Vejiga insuficientemente llena.

Patología: 

-

Otros: 

-

Imágenes: 

El Vimang en la estomatitis aftosa recurrente

Autor(es): 

Dr. José Jardón Caballero
Especialista de II Grado en Cirugía Maxilofacial. MsC. en Medicina Natural y Bioenergética. Profesor auxiliar.

Otto Alemán Miranda
Estudiante de Quinto Año de Estomatología. Alumno ayudante de Cirugía Maxilofacial. Instructor no graduado.

Yamila Domínguez Rodríguez
Estudiante de Quinto año de Estomatología.

Motivo de Ingreso: 

Motivo de consulta: Presencia en la cavidad bucal de una lesión dolorosa.

Datos Generales del Paciente: 

Paciente masculino, de 23 años de edad, raza blanca.

Antecedentes Patológicos Personales: 

No refiere.

Antecedentes Patológicos Familiares: 

Madre viva/sana. Padre vivo/sano.

Hábitos Tóxicos: 

Alcohol ocasional.

Paciente masculino de 23 años de edad, sin antecedentes patológicos. El mismo acude a consulta porque en varias ocasiones ya le han aparecido en la cavidad bucal aftas muy dolorosas que le afectan la fonación, masticación y deglución. En los hábitos dietéticos el paciente no consume comidas calientes ni picantes y en los tóxicos no fuma, no toma café, ingiere bebidas alcohólicas ocasionalmente. No presentó ningún hábito deformante. Pero como dato muy importante el paciente refirió que generalmente le salen estas lesiones en tiempo de exámenes, se le tardan en curar de 10 a 15 días y nunca  ha recibido ningún tratamiento.

Al examen intraoral se observó una lesión de 10 mm, en la mucosa interna del labio inferior, la cual presentaba una membrana blanquecina y halo eritematoso. Muy dolorosa al mínimo contacto.

Por lo que se procedió a indicar una técnica alternativa de Medicina Tradicional y Natural, mediante la aplicación de Crema de Vimang, realizándose las siguientes indicaciones:

  • Aplicar la crema 3 veces al día después de cepillarse.
  • Tomar una tableta de Nutri-Forte, diaria después de desayunar.
  • Mantener una buena higiene bucal.
  • Evitar todo tipo de irritante local, como comidas muy condimentadas, bebidas alcohólicas, etc.
  • Tratar de relajarse y distraer la mente, o sea disminuir el estrés.
  • No ausentarse a los turnos de control evolutivo de la lesión a los 2, 4, 6 y 10 días.
Laboratorio: 

-

Imaginología: 

-

Patología: 

-

Otros: 

Comentario

La terapia analgésica, antinflamatoria y cicatrizante con crema de Vimang, en la Estomatitis Aftosa Recurrente, constituyó una alternativa de tratamiento ante esta lesión que es muy frecuente dentro de las urgencias estomatológicas. No se observaron reacciones adversas, al tercer día disminuyó la sintomatología dolorosa y la curación total de la lesión a los 6 días. El paciente quedó satisfecho ante sus preocupaciones de salud por las que acudió a nuestro servicio.  Y no hizo falta indicar antivirales que pueden ser muy beneficiosos en muchos casos pero en otros pueden traer disímiles perjuicios a los individuos.

Imágenes: 

Imagen 1. Estomatitis antes de aplicar la crema

Imagen 2. Estomatitis a los dos días de tratamiento

Imagen 3. Estomatitis a los cuatro días de tratamiento

Imagen 4. Estomatitis a los seis días de tratamiento

Distribuir contenido